Gloria Guevara: ‘No hay un día que no hable con un funcionario del gobierno’

  • Cómo liderar. Gloria Guevara, directora ejecutiva del Consejo Mundial de Viajes y Turismo.
  • La jefa del Consejo Mundial de Viajes y Turismo tiene una respuesta coordinada a las consecuencias de Covid.

Por Charlie Bibby / FT.

La mejor manera de administrar la política de viajes internacionales es abordarla como un negocio, según Gloria Guevara, directora ejecutiva y presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

Un acuerdo nacional o internacional, dice, es “lo que una corporación llamaría un plan de negocios con sus objetivos y sus KPI”.

Brindar esa claridad nunca ha sido tan importante para la industria mundial de viajes, que debido a la pandemia del coronavirus sufrió pérdidas récord el año pasado. Las aeronaves están en tierra, los hoteles cerrados, los cruceros suspendidos y las fronteras de todo el mundo cerradas en gran medida.

Tras tres años en su puesto en el WTTC, la Sra. Guevara ha tenido que escuchar las preocupaciones de unos 200 directores ejecutivos cuyas empresas son miembros de su organización, incluidos los grupos hoteleros Marriott y Hilton, la agencia de viajes en línea Expedia, la compañía de cruceros Carnival y los alquileres vacacionales. plataforma Airbnb, ya que los flujos de ingresos normales se han desmoronado. También ha tenido que luchar con los gobiernos para encontrar soluciones que permitan que los viajes internacionales se reanuden de forma segura sin propagar Covid-19.

“No hay un día en que no hable con un funcionario del gobierno”, dice, y agrega que “al principio estaba mucho más frustrada” por la falta de coordinación internacional.

Las iniciativas para ayudar a salvar la industria están surgiendo lentamente: los corredores de viaje están comenzando a abrirse entre centros comerciales, como una ruta planificada entre Atlanta y Roma, mientras que un número creciente de aeropuertos ha comenzado a probar regímenes. La promesa de vacunaciones masivas este año ofrece más esperanzas, aunque la aparición de una cepa de coronavirus particularmente infecciosa en Europa señala un revés.

El ecosistema que conforma la fragmentada industria de viajes y turismo representa 330 millones de puestos de trabajo, una décima parte de la fuerza laboral mundial total, y realizó una contribución del 10,3 por ciento al producto interno bruto mundial en 2019. El WTTC estima que si no hay mejora en el Situación actual Se perderán otros 32 millones de puestos de trabajo del sector, además de los 143 millones ya afectados.

La organización ha analizado 90 escenarios de crisis diferentes de los últimos 20 años y también pronostica que el PIB creado como resultado de la actividad de viajes y turismo caerá a $ 4.7 mil millones, por debajo de los niveles de 2019.

Gloria Guevara cree que los viajes son “el sector más resistente del mundo”, pero le preocupa cuánto tiempo podría llevar la recuperación.

Con la crisis sanitaria imperante, el obstáculo clave ha sido la falta de un enfoque sistemático. Los países, que se enfrentan al aumento vertiginoso de las tasas de infección y el número de muertes, han mirado primero a los suyos, pero, dice Guevara, esto ha sido un error.

Hablando durante una llamada de Zoom en Londres, ofrece tres ejemplos.

Primero, pocos países compartieron información al principio cuando la pandemia se extendió por todo el mundo, lo que significó lecciones valiosas de China, donde se descubrieron los primeros casos de Covid-19, o de Italia, donde el virus golpeó por primera vez en Europa, se pasó por alto.

En segundo lugar, algunos países no compraron pruebas a otros, lo que provocó un costoso retraso en la implementación de los regímenes de pruebas, y tercero, los cierres de fronteras han provocado acciones recíprocas, como en mayo cuando Francia anunció medidas equivalentes para cualquier país europeo que impusiera cuarentenas a sus propios nacionales.

Todo ha sido perjudicial para la industria de viajes, pero Gloria Guevara ahora ve motivos para el optimismo: “¿Estamos donde se suponía que debíamos estar? No. Tenemos mucho camino por recorrer y necesitamos que algunos países den un paso al frente y tengan un liderazgo decente, pero siento que estamos avanzando en la dirección correcta ”.

Al menos con una vacuna, agrega, estamos viendo que los países se dan cuenta de que “dependen unos de otros”.

Un momento clave fue el esfuerzo del WTTC para reunir a 45 directores ejecutivos del sector privado con ministros de turismo en octubre como parte del virtual G20 de Arabia Saudita. Fue la primera vez que se invitó a tantas empresas a asistir a la reunión, que precedió a la cumbre principal entre jefes de estado en noviembre, incluso si fue en línea. Aquí, Gloria Guevara y su equipo chocaron cabezas hasta que se acordó un plan de recuperación de viajes internacionales y se formaron grupos de trabajo para abordar las pruebas, el rastreo de contactos, los corredores de viaje y el apoyo del gobierno.

“Solo necesitábamos un espacio para presentar un plan [y] Arabia Saudita hizo que eso sucediera. Las estrellas estaban alineadas porque el año pasado Arabia Saudita se abrió al turismo por primera vez ”, dice Guevara.

Chris Nassetta, director ejecutivo de Hilton, dice que “durante el año más desafiante para el sector”, el liderazgo de Gloria Guevara ha sido “fundamental para fortalecer la colaboración de la industria de viajes y turismo con los gobiernos de todo el mundo”, siendo el mejor ejemplo Cumbre del G20.

No es la primera crisis que ha enfrentado la Gloria Guevara, la primera mujer e hispana líder del WTTC. Cuando se convirtió en ministra de Turismo de México en 2010, el país se estaba recuperando de los efectos del brote de H1N1, o gripe porcina, y de una severa recesión financiera que había provocado que el PIB cayera un 6% el año anterior, no muy lejos de todo el tamaño del sector turístico de México en ese momento. Los ministros del gobierno mexicano lo llamaron “la tormenta perfecta”.

Para 2012, bajo la dirección de Guevara, México contaba como uno de los 10 destinos turísticos más populares del mundo por número de llegadas.

Fue un rápido cambio de dirección para la Gloria Guevara, quien anteriormente había sido directora ejecutiva de la operación mexicana de Sabre, la compañía de tecnología de viajes, y había estado “apuntando a venir a Europa y conseguir un trabajo más grande”.

Fue invitada inesperadamente a una reunión de ejecutivos de viajes en enero de 2010 con el entonces presidente de México, Felipe Calderón, solo para encontrarse a sí misma como la única persona en la sala por razones que aún no conoce. Estuvo en el despacho del presidente durante más de una hora, diciéndole qué hacía falta para recuperar el turismo. Un mes después le ofrecieron el trabajo. “Me dio dos trabajos por la mitad del salario que estaba haciendo en el sector privado [pero] fue una gran experiencia. Fue como hacer otro MBA ”, recuerda.

El WTTC ha sido una bestia diferente de administrar, pero, dice Guevara, aprender a hablar el idioma del gobierno en México fue invaluable. “En el sector privado hay cuatro o cinco partes interesadas. En el gobierno tienes 12 o 13. . . ¿A quién le rindes cuentas? Es muy complicado ”, dice.

Hacer malabarismos con los clientes a través de las zonas horarias ha significado largas jornadas laborales durante la pandemia, comenzando a las 8 a.m. y terminando después de las 9 p.m. Con dos hijos, de 14 y 16 años, las horas, admite, “no son buenas”.

Publicado en Financial Times.