Después de que Morelos regresara al semáforo color rojo la semana pasada, a los restaurantes se les redujo el aforo al 25 por ciento, pero con este aforo apenas les alcanzará para mantener la nomina de sus trabajadores, aseguró la presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Cuernavaca, Griselda Hurtado Calderón.

Explicó que funcionar al 25 por ciento solo les permite para acabarse los insumos con los que cuentan y pagar la nómina de sus empleados.

“Seguimos rezagados con nuestras deudas, urge que la población haga conciencia que estamos realmente en una crisis de salud y crisis económica, al menos para el gremio restaurantero” dijo.

En Cuernavaca existen 2 mil 300 restaurantes, y son 45 mil familias que dependen del gremio restaurantero.

Griselda Hurtado confió que que a partir del 10 de enero los dejen operar nuevamente al 50 por ciento de su capacidad. Finalmente, dijo que en la primer etapa de la pandemia cerraron sus puertas más de 20 restaurantes, y para principios de año podrían sumarse otros.

Aumentos en contagios

El Comité Municipal de Contingencia Covid-19, (CMCC) calificó como preocupante la cifra de contagios registrados en la ciudad en los últimos días.

En un comunicado de prensa el Ayuntamiento informó que son 400 contagios acumulados hasta la semana del 27 de diciembre “cifra mensual muy preocupante” con la que Cuernavaca se mantiene a la cabeza en Morelos por el registro de nuevos casos.

Con información de El Sol de Cuautla.