Otra burla y van…

El gobernador de Héctor Astudillo Flores continúa, en nuestra muy subjetiva opinión, curándose en salud durante esta temporada vacacional 2020. Un ejemplo de esto es que dio la orden -hágame usted favor- de “sanitizar todos” los automóviles que se dirigen hacia #Acapulco, esto después de haber colocado al Puerto nuevamente en semáforo amarillo. Ya solo le falta poner un Padre en cada caseta que les ponga agua bendita a los automóviles y los bendiga.

“Estás fechas son importantes, pero los que tenemos responsabilidades públicas, pues hay que estar muy pendientes de lo que acontece (sic)“, dijo el gobernador Hector Astudillo Flores en su particular estilo y lenguaje.

Añadió que para recibir a los visitantes en Guerrero se intensificó la estrategia de salud contra Covid-19 en las casetas de peaje, donde por ejemplo se implementaron acciones cómo la colocación de filtros aspersores para sanitinitizar vehículos.

Además aseguro que operan 100 módulos de filtros todos los días en las playas en los supermercados, en el aeropuerto y en lugares que presentan mayor aglomeración lo cual es no es del todo cierto, ya que estos módulos no funcionan en su totalidad y está más que comprobado después de varios meses que no son tan eficaces ni están bien aplicados.

“Como gobernador vienen días y días de mucho trabajo , días complejos y los vamos a enfrentar con responsabilidad y trabajando como lo he dicho cuidándonos y trabajando”, mencionó el gobernador.

“La idea es estar pendientes de todo lo que acontece ha en el Estado de Guerrero y especialmente con la gran cantidad de turismo que va a venir, añadiendo que se está pendiente y actuando», precisó.

Pero mientras tanto las playas, restaurantes, supermercados y centros comerciales lucen abarrotados y nadie, pero nadie en Acapulco hace mucho por evitarlo.

Todo es política ficción.

Twitter @TiempoGro