En Guerrero queremos un Gobernador intelectual, culto, académico, inteligente, educado, sencillo, conciliador, honesto y visionario.

La columna vertebral de las propuestas de campaña de Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, será la de construir las bases para tener una economía más justa y disminuir la desigualdad. Pero también estarán enfocadas en aumentar los derechos individuales y consolidar un proyecto político incluyente en Guerrero con una izquierda democrática.

Por Luis Cuesta Perusquia.

El progresismo, nacido desde la perspectiva de la izquierda mexicana estába en extinción en Guerreo, ya que este había tomado otra dirección una vez que llego al poder bajo el brazo del PRD en el año del 2005. 

Pero a pesar de haber sido vapuleada y explotada por los actuales dirigentes locales del PRD, la verdadera izquierda en Guerrero no ha muerto sigue viva y de pie, pero ahora en manos de algunos de líderes como Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros.

Sandoval Ballesteros es actualmente el unico líder y candidato de izquierda que realmente mantiene vivas las ideas progresistas y socialistas que buscan el bien común mediante políticas justas, honestas y de igualdad para todos los ciudadanos.

Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros como delegado del gobierno federal y ahora cómo pre- candidato del partido MORENA a la gubernatura, ha sabido portar con dignidad la difícil encomienda de revivir los principios fundamentales de la izquierda, todo esto mediante una politica basada en la pluralidad y en propuestas practicas pero concretas. Sandoval Ballesteros es también un fiel representante de esa izquierda mexicana de fines del siglo XX qué era una de las más duras luchadoras contra la corrupción. 

Hoy, en caso de resultar candidato electo Pablo tendrá la responsabilidad de trabajar por construir una sociedad más libre y justa, en donde se vuelva a cultivar una relación con los grupos más desfavorecidos y marginados de Guerrero. Un estado en donde más del 60 % de sus habitantes viven en la pobreza y que durante los últimos años bajo la actual administración de Héctor Astudillo se ha ido incrementado en niveles alarmantes.

Es por eso que Pablo Sandoval tiene planeado construir una simbiosis plural con grupos indígenas, campesinos, movimientos populares urbanos, empresarios honestos y muchos otros actores de nuestra sociedad, para qué de estos sectores broten algunas ideas que puedan cimentar el verdadero cambio que necesita Guerrero y que de estos sectores surjan dirigentes profesionales con verdadera vocación para servir al pueblo.

Hoy más que nunca Guerrero necesita orden, pero principalmente justicia social que garantice para todos los guerrerenses el derecho a una educación digna, alimentación, vivienda digna y derechos laborales entre otros puntos.

La misión histórica que tendrá Pablo Sandoval no será fácil, pero sin duda buscará conseguir para todos los guerrerenses una mejor redistribución económica que consiga sacar de la pobreza a millones de familias y garantizarles todos los servicios elementales.

Es por eso que si de verdad queremos transformar al Estado de Guerrero tenemos que apostar por las políticas públicas alternativas que nos ofrece Pablo, ya no se puede seguir gobernando con las herramientas convencionales y caducas que utilizan actualmente los otros partidos políticos.

Llego el momento histórico de retomar y de apostar nuevamente por algunos de los valores de una izquierda democrática que nos garanticen a todos un mejor nivel de vida y de seguridad en Guerrero.

Pero esto solo se conseguirá con un líder con experiencia y moderación con una agenda incluyente y progresista como la de Pablo Amílcar Ballesteros.

Twitter: @LuisCuesta_