La última y nos vamos.

Por Adrián Castillo.

El nombre del senador Manuel Añorve figura por estos días de manera relevante en Guerrero, su estado. Es uno de los tres aspirantes a ser nominado por el PRI, que en los comicios del año entrante competirá por la gubernatura en alianza con el PRD, partido al que se refiere como “primos hermanos”.

En entrevista con La Razón queda clara la apuesta a la continuidad que daría al proyecto del actual mandatario, Héctor Astudillo, y al que refiere como su principal legado: la gobernabilidad. “No podemos reconstruir o inventar un estado en cada cambio de gobierno”, aclara.

Además de su larga experiencia política en la entidad —secretario de Finanzas, dos veces alcalde de Acapulco, dos veces diputado, y ahora senador— se muestra animado cuando habla de las posibilidades de triunfo del PRI, al considerar que es el partido que más preferencias acumula, Morena, es vencible.

“Ya ganamos en Hidalgo y en Coahuila”, recalca en la charla, y advierte “a quienes alardean de que ya ganaron: del plato a la boca se cae la sopa”.

Es cierto que hay positivos del Gobierno actual pero también una realidad que se llama Morena. Morena es un movimiento y como partido ya empieza a tener un desgaste. Hay una popularidad muy importante, incuestionable del Presidente, pero ésta ya no se traslada a su partido. Morena ha tenido que empezar a tomar decisiones complejas: subió el costo del Internet, que todavía no lo siente la población, pero que a partir de enero va a pegar, subió el costo de la telefonía celular, no subieron impuestos pero subieron derechos, entonces entraron por la puerta de atrás. Desapareció el Seguro Popular, Prospera, 33 mil millones del fondo de gastos catastróficos de salud. Y ojo, que no todo es Covid: la gente se está muriendo por problemas de riñón y necesita diálisis, se está muriendo por diabetes, por problemas coronarios, apendicitis, por cáncer. Te pongo un ejemplo: las quimioterapias (con el Seguro Popular) costaban mil 100 pesos, subsidiadas por el Seguro Popular, hoy la gente tiene que conseguirlas en 11 mil pesos. Decían que por la corrupción no había medicamentos, pero que a partir de este año, enero, febrero, iban a llegar por toneladas y no llegaron.

En Guerrero debemos garantizar la gobernabilidad que el gobernador Astudillo ha devuelto a los guerrerenses. Si hay gobernabilidad se generan condiciones para que los sectores productivos tengan mejoría

COAHUILA E HIDALGO

Añorve Baños señala que el resultado de las decisiones de Morena se tradujo en los resultados favorables que tuvo el PRI en los comicios de Coahuila e Hidalgo. “Todas las encuestas decían que Morena iba a ganar, iba a arrasar y ve los resultados…”

Asegura que en esos estados había gente que admitía recibir algún programa social, pero comentaba que alguno de sus hijos no tenía empleo o que era taxista y la pasaba muy mal, o que tenía un pariente pescador al que le habían quitado los apoyos. Esas personas aparecen en las encuestas en el apartado de “no sabe por quién va a votar”, refiere.

Dicen que no saben, pero sí saben, sólo que no te lo dicen. “Le está pasando a este Gobierno y le pasó a los anteriores”.

En ese sentido, señala que “en Guerrero el PRI es fuerte, si en las encuestas andábamos como en 14, hoy andamos como en 20 y sigue creciendo el PRI, igual que el PRD. Son dos partidos con estructura que se potencializan. Tampoco estoy diciendo que la tenemos fácil o minimizando a Morena, eso sería un error terrible, pero la elección va a estar muy interesante.

Publicado en La Razón