¿Un roto y un descosido?

La dirigencias estatales del PRI y PRD en Guerrero acordaron ir en alianza en la elección de 2021, tras una reunión en privado junto a más actores políticos, en Chilpancingo.

Para elegir al candidato que competirá en los comicios por la gubernatura realizarán una medición entre aspirantes de ambos partidos.

El partido Acción Nacional fue descartado de la alianza, pues determinó por reunión de su consejo estatal, ir por separado con sus propios candidatos o candidatos externos, aunque dejó abierta la posibilidad convocar a una sesión extraordinaria de consejo para cambiar esa línea, en caso de ver una buena oportunidad de coincidir con otros partidos en un candidato. Ahora solo esperan que Movimiento Ciudadano determine si se suma o va sólo en la contienda.

Es importante recordar que apenas el mes de junio, el PRD rechazaba conformar la alianza con el PRI rumbo al proceso electoral del próximo años, por diferencias en los intereses electorales, incluso el PRD, que ya tiene definido al impresentable Evodio Velázquez Aguirre, ha definido que mediría al ex alcalde de Acapulco, con la propuesta del PRI y que dependiendo de la amplitud de la ventaja apoyaría al ganador. 

Si Manuel Añorve fuera la propuesta del PRI y gana por más de 5 puntos, una parte del PRD no tendría problemas en aceptarlo como candidato común, pero, por otra parte, las corrientes nucleadas en torno al ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, prefieren, de ser un candidato priista quien abandere la alianza, a Mario Moreno Arcos, actual secretario de desarrollo social del gobierno de Héctor Astudillo Flores.