Mara Lezama, alcaldesa de Morena, en Cancún, Quintana Roo, utiliza el eslogan “Tierra de Todos” desde que se inició en la política en 2016 y se posicionó como la presidenta municipal en Benito Juárez (Cancún), uno de los destinos turísticos más importantes de México.

Sin embargo, en esos cuatro años la funcionaria ha sido señalada por presuntamente hacerse de propiedades en colaboración con su hijo, hermano y esposo, a través de una empresa inmobiliaria, además de placas de taxis en Playa del Carmen.

Antes de convertirse en presidenta municipal de Benito Juárez, su rostro apareció en diversos espacios radiales y televisivos enfocados a la denuncia ciudadana, como Radio Turquesa y Grupo SIPSE. También participó en comerciales de muebles y electrodomésticos.

No obstante, tras varios años trabajando en medios de comunicación, Mara Lezama aparece en 2016 en su primera escena política en Cancún, cuando el partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) la promovió como una candidata sólida para contender por la presidencia municipal, aunque no lo consiguió en ese momento.

Fue dos años más tarde, cuando en 2018 Mara Lezama fue postulada otra vez como candidata de Morena para la presidencia municipal de Benito Juárez. En esa época, el ahora presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se encontraba en campaña e incluso llegaron a compartir espacios en mítines en Cancún, para presentarse como personajes de la Cuarta Transformación.

Mara inició su gestión como alcaldesa en octubre de 2018 y su trienio concluirá en 2021. En los últimos dos años, la alcaldesa ha incrementado sus ingresos y propiedades, pues con el apoyo de la empresa inmobiliaria Cumpal S.A.P.I. de C.V., que se formó en 2016, ha logrado la adquisición de una propiedad en la zona exclusiva de Puerto Cancún y dos terrenos en el destino turístico: uno en la Avenida Yaxchilán y otro en la Avenida Huayacán, además de tener al menos seis placas de taxi en el Sindicato de Taxistas “Lázaro Cárdenas del Río”, en el municipio de Solidaridad (Playa del Carmen).

La empresa Cumpal S.A.P.I. de C.V. está registrada en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) como una empresa especializada en el sector inmobiliario: inició operaciones en el destino turístico en mayo de 2016 −un cuatrimestre después de que la alcaldesa declinó a ser candidata a la presidencia municipal.

De acuerdo con el SAT, la empresa opera cinco actividades económicas: la administración y supervisión de construcción de inmuebles comerciales, institucionales y de servicios. También maneja consultoría en administración, construcción de inmuebles comerciales, institucionales y de servicios, otros trabajos especializados en la construcción y servicio de administración de negocios.

La empresa tiene domicilio en la ciudad de Cancún, en la Supermanzana 9, en el Centro Corporativo de Cancún (CCC), ubicado en Avenida Tulum, en la oficina 110-B1. Cumpal está representada legalmente por Omar Terrazas García, esposo de la presidenta municipal, y por Miguel Lezama Espinosa, hermano de la alcaldesa. En la empresa también participa el hijo de la funcionaria, Daniel Berrón Lezama.

Con el apoyo de la empresa inmobiliaria, la presidenta municipal ha adquirido diversas propiedades, lo cual ha sido denunciado por la organización civil Opus Magnum desde el pasado 2 de julio de 2020.

Entre las propiedades, destaca la compra, realizada el 21 de julio de 2016, en la que desarrolladora Cumpal, a nombre de Omar Terrazas y Miguel Lezama, adquirió un departamento en Marina Condos & Canal Homes en Puerto Cancún por un monto de 4 millones 942 mil 105 pesos, escriturada con el número 106,249 en la Notaría Pública 30 a cargo de Luis Cámara Patrón.

En ese mismo año, el 31 de julio, nuevamente la empresa Cumpal compró un terreno en la Supermanzana 17, manzana 2, lote 11, sobre la Avenida Yaxchilán. La compra estuvo a cargo de Omar Terrazas y Miguel Lezama. El inmueble costó un millón 900 mil pesos y quedó registrado en la escritura 15,242, en la Notaría Pública 62, dirigida por Heyden Cebada Rivas.

Dos años después, el 27 de abril de 2018, la desarrolladora Cumpal compró otro terreno en la Avenida Huayacán, en Cancún, con un valor de 3 millones 400 mil pesos, de acuerdo con el avalúo realizado por Heyden Cebada Ramírez (padre de Heyden Cebada Rivas), quien fue nombrado director general de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Benito Juárez, en octubre de ese mismo año, cuando la presidenta municipal Mara Lezama entró al cargo.

La organización civil Opus Magnum también agregó información a la denuncia por seis placas del Sindicato de Taxistas “Lázaro Cárdenas del Río”, ubicado en Playa del Carmen, que se encuentran a nombre de sus familiares. Dos de las placas fueron registradas a nombre de la alcaldesa Mara Lezama, con los números de placa 2319 y 6598. Una para su esposo, Omar Terrazas García, con el número de placa 2318; su hijo, Daniel Berrón Lezama, con el número 2320; su también hijo, Omar Terrazas Lezama, con la placa 2321, y su hija, Mara Terrazas Lezama, con la placa 2322. Cada una con el valor de 500 mil pesos.

La denuncia por probable enriquecimiento ilícito ya fue interpuesta en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Con información de Infobae