Foto El Sur de Acapulco.

El día de hoy algunos alcaldes de los municipios con más contagios de Covid-19 cerraron filas (otra vez) con el gobernador Héctor Astudillo Flores para aplicar medidas más estrictas que ayuden a frenar el avance de la enfermedad. Esto a raíz de qué algunos municipios cómo Acapulco, Zihuatanejo, Iguala y Chilpancingo siguen siendo permisivos con algunos comercios que infringen las medidas sanitarias.

A los ediles, el gobernador reiteró su llamado a trabajar unidos y hacer lo posible en ser más estrictos en las acciones sanitarias. La alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, y el edil de Iguala, Antonio Jaimes Herrera, dos de los alcaldes qué menos cumplen con las medidas, respaldaron el esfuerzo del gobernador.

Acompañado por mandos militares y navales, así como de la Guardia Nacional y autoridades civiles del Estado, desde la Novena Región Militar, el mandatario coordinó las estrategias que permitan acatar medidas publicadas en el Periódico Oficial e informó de diez acciones ya conocidas or todos desde hace meses, pero qué no se cumplen en la mayoría de algunos municipios como Acapulco, Chilpancingo, Zihuatanejo, Taxco, Tixtla Atoyac, Tecpan, Pungarabato Coyuca de Catalán e Iguala.

Indicó que se reforzarán las brigadas de sanitización y concientización, y los operativos en bares, restaurantes y antros, así como los operativos en playas y la atención en los 65 filtros instalados en sus accesos.

Señaló además que se acordó cerrar los panteones del 26 de octubre al 8 de noviembre, y para las peregrinaciones de diciembre convocó a limitar los eventos religiosos y mantener los protocolos sanitarios correspondientes.