Por restricciones sanitarias turistas canadienses y estadounidenses de la tercera edad, conocidos como “Baby Boomers” no vendrán este invierno a vacacionar al puerto de Acapulco, Guerrero.

Los hoteles que habitualmente recibían a este segmento del mercado turístico han informado que han tenido cancelaciones en las reservaciones para este invierno.

Desde hace décadas, de noviembre a marzo, el puerto de Acapulco recibía la visita de al menos 5 mil turistas extranjeros de la tercera edad que huían del frío.

Estos grupos tenían estadías que iban de las cuatro semanas hasta los cinco meses ocupando en el invierno hasta 50 mil cuartos de hotel, sumado a la derrama que dejaban en la ciudad.

Leer más de este historia en Televisa.News