La seudo activista Kenia Hernández Montalván que fue detenida por segunda ocasión en cuatro meses, la noche del pasado domingo, a la altura de la caseta de peaje Amozoc, en Puebla, y remitida al penal de Almoloya de Juárez en el Estado de México, por el delito de robo con la modificativa agravante de haberse cometido con violencia, se ha declarado inocente de los cargos que le imputan y exige su liberación por medio de su defensa.

Ante esto, el día de ayer, colectivos del estado de Guerrero se manifestaron frente al Palacio del Gobierno para pedir la liberación inmediata de la activista.

Pasado oscuro

Hernández había sido detenida el 6 de junio pasado, en la caseta de cobro La Hortaliza, de la carretera Toluca-Valle de Bravo, acusada de robar, con apoyo de un revólver, una cartera con 500 pesos a dos personas, identificadas como José Daniel “N” y Shirley “N”, quienes iban a bordo de una camioneta.

Tras 5 días en reclusión, fue vinculada a proceso por su probable responsabilidad en el delito de robo con violencia, pero extrañamente el Juzgado de Control del Distrito Judicial de Ecatepec determinó que podía enfrentar la acusación en libertad.

Una vez afuera en libertad ha continuado extorsionando y asaltando hasta el pasado domingo, cuando la supuesta líder del Colectivo Libertario Zapata Vive fue detenida el pasado domingo en el Estado de Puebla por robo con violencia.

Twitter @TiempoGro