Un delincuente (disfrazado de manifestante) que ayer tomó a la fuerza la caseta de Zinapécuaro, Michoacán, murió tras ser atropellado por un automovilista que decidió no pagar la “cuota voluntaria”.

El plantón de presuntos habitantes de Guerrero culminó cuando el automóvil particular arrolló a Octavio Morales Ocampo, de 36 años, y Brandon Uriostegui, de 24 años, quienes pedían con un grupo de 70 personas una cuota a los que transitaban por la vía Maravatío-Zapotlanejo.

De acuerdo a informes de Seguridad Pública, los manifestantes con palos y piedras en mano exigían de forma violenta el dinero a los conductores que se dirigían con dirección a Morelia.

“Llegan agresivos abriendo plumas de carriles y toman a la fuerza, piden cooperación para permitir el paso. Vehículo de usuario particular atropella a dos de los manifestantes”, reportó a las 22:55 horas la delegación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

¿Justicia divina? Tal vez si porque sabemos que la justicia de las autoridades con este gobierno no llega…

Twitter @TiempoGro