Corruptos.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, insistió el pasado jueves que los que defienden la existencia de los fideicomisos defienden la corrupción, y puso como ejemplo el fondo que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) otorgó a Josefina Vázquez Mota, ex candidata presidencial por el Partido Acción Nacional (PAN), en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

“Recibió como 1.000 millones de pesos, supuestamente para apoyar a migrantes mexicanos y nunca se supo nada, fue un fideicomiso, un fondo que otorgó Relaciones Exteriores en el sexenio anterior”, explicó.

Al preguntarle si se trataba de la organización de la panista Josefina Vázquez Mota, Juntos Podemos; contestó: “Sí”.

Una investigación periodística realizada por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) en 2017, reveló que la organización “Juntos Podemos”, iniciativa presidida por la panista Vázquez Mota, recibió dinero público del gobierno de Peña Nieto.

“Incumplimiento de metas, convenios que no fueron reportados, falta de acreditación de seguimiento a los mismos, carencia de los recibos de las organizaciones que fueron apoyadas y problemas en el sistema de control del programa” entre los hallazgos de la ASF sobre cómo opera Juntos Podemos de Josefina Vázquez Mota, que ha recibido más de mil millones de pesos del gobierno federal.

Desde el 4 de octubre del 2016, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) dio a conocer que Juntos Podemos, la iniciativa que es presidida de manera honoraria por Vázquez Mota, ha recibido más de mil millones de pesos (59.9 mdd).

Esos recursos le fueron entregados a lo largo de 2014, 2015 y 2016 a Juntos Podemos. El dinero se envió a través de consulados en Estados Unidos y en depósitos a dos organizaciones que están detrás de Juntos Podemos (Parents Alliance e Integra Institute)”, afirma la investigación de MCCI.

El presidente López Obrador espera que la próxima semana presenten la investigación sobre la corrupción que existía en estos fondos y fideicomisos, razón por la cual hay nerviosismo entre algunas personas que los defienden.