La fracasada política de manejo de la pandemia ha fomentado el repunte de contagios en algunos puntos de #Guerrero ante la reapertura de actividades como bares, restaurantes y hoteles. Prueba de esto es que Guerrero volvió al color naranja en el semáforo epidemiológico el pasado 11 de septiembre, y desde entonces continúa en esta condición sanitaria.

Así lo ha confirmado el polémico secretario de Salud en la entidad, Carlos de la Peña Pintos, durante una entrevista con Sergio Sarmiento y Guadalupe Juárez para el noticiero matutino de El Heraldo Radio.

“Estas semanas hemos estado en naranja y las siguientes dos semanas seguimos en naranja”, dijo el Secretario que claramente ha fracaso en su manejo de la pandemia en la región.

El motivo del retroceso es el aumento de casos activos, principalmente en los municipios de Acapulco y Chilpancingo, esto debido a que “no han entendido la necesidad de usar cubre bocas, y acatar otras medidas anticovid” ha dicho el secretario que promovió colocar el semáforo sanitario al color amarillo provocando la actual situación que vive Guerrero.

De la Peña Pintos también informó que los contagios confirmados por Covid-19 ya suman 20 mil 617 casos y dos mil 72 defunciones y señaló que las defunciones siguen “elevándose” pues en septiembre ocurrían 9.6 por día, y en lo que va de octubre son 12 fallecimientos por día.

Triste y lamentable ha sido el manejo de la pandemia en Guerrero.