Sé tropieza la directora de Comunicación Social, Erika Lürhs Cortés, al dar el día de ayer durante la conferencia del Sector Salud como un logro del gobierno de Héctor Astudillo Flores que en materia de economía, Guerrero llegó a ser el estado con mayor inversión de todo el país; y también se tropieza, cuando dice que fue el estado con la menor tasa de desempleo, lo cual es cierto, pero si esta es baja es solo porque Guerrero ocupa el segundo lugar nacional con más trabajadores en el sector informal, con una tasa del 77.6% según el Inegi. 

¿Esto para ellos es un logro? 

TIEMPO DE GUERRERO.

Guerrero, un estado caracterizado por la desigualdad económica y social, registró en septiembre una de las tasas de desempleo más baja a nivel nacional, cifra que de entrada sorprende. Sin embargo, al buscar dimensionarla con otros indicadores laborales, las sorpresas siguen en aumento, y es que durante el primer trimestre de 2020, preámbulo de la pandemia, el porcentaje de los trabajadores guerrerenses que trabajaban en el sector informal era de 77.6, la segunda proporción más grande en el país, de acuerdo con datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (Enoe) revela que en el caso de Acapulco la informalidad laboral la más alta del Estado con un 63.2 por ciento.

Cifras maquilladas. La directora de comunicación social hablando de temas que no le corresponden y que desconoce.

El periodo que va de enero pasado a marzo muestra que la población desocupada en el país, es decir la que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición por hacerlo e hizo alguna actividad por hacerlo, representa el 3.5 por ciento con respecto a la población económicamente activa.

En números absolutos son un millón 976 mil 60 desempleados contabilizados hasta marzo, mes en el que inicio el confinamiento por el Covid-19.

Como es usual, Guerrero presentó la tasa más baja en el país, 1.5, es decir, 23 mil 604 desempleados, le siguen en tasa Oaxaca con 1.7 e Hidalgo con 1.8. En contraste en Baja California Sur fue de 68.4 por ciento y en Colima 66.4.

En cambio, la informalidad laboral, que incluye “el trabajo no protegido en la actividad agropecuaria, el servicio doméstico remunerado de los hogares, así como los trabajadores subordinados que, aunque trabajan para unidades económicas formales, lo hacen bajo modalidades en las que se elude el registro ante la seguridad social”, es de 77.6 por ciento en Guerrero con relación a la población ocupada que es un millón 537 mil 120 trabajadores.

La tasa de Guerrero sólo está por debajo de Oaxaca que reporta 79 por ciento de trabajo informal mientras que la tasa nacional es de 56.1.

La Enoe incluye cifras sobre 39 ciudades en el país, la única de Guerrero es Acapulco, donde hay 5 mil 230 desempleados, es decir, 1.6 de porcentaje de desocupación, una tasa baja al igual que el estado. Sin embargo, la informalidad laboral representa el 63.2 por ciento de las 325 mil 956 personas ocupadas.

De esta manera en esta entidad la baja tasa de desempleo se explica solamente porque 79% de la población ocupada encuentra trabajo en la informalidad.