Por El Marqués de Puerto Marqués.

Finalizaron los festejos patrios y #Acapulco una vez más lucio sus peores galas durante la noche del 15 de septiembre con bares abarrotados por gente que no portaba cubrebocas y no respetaba la sana distancia.

Las autoridades locales hicieron algo de labor para evitar estas escenas, pero finalmente fueron rebasadas ante los ríos de gente (esencialmente jóvenes en su mayoría) que abarrotaron algunos lugares del puerto que tampoco respetaron las nuevas indicaciones que les marcaba el “semáforo amarillo”.

Este jueves, una vez finalizados los festejos patrios, Acapulco y el resto de #Guerrero amanecen con una nueva advertencia por parte del titular de la Secretaría de Salud, Carlos de la Peña Pintos, quien señaló que “el estado puede regresar al semáforo rojo si continúan en aumento los contagios y la hospitalización” y acusó a los jóvenes de ser los que más se contagian y quienes propagan el virus entre los adultos mayores de 60 años, quienes al final fallecen debido a complicaciones respiratorias.

Pero este escenario apocalíptico no sucederá hasta que finalice esta semana, ya que el gobernador Héctor Astudillo Flores, anunció que el personalmente asumirá la responsabilidad de las consecuencias que pudieran presentarse por mantener las restricciones como semáforo amarillo durante lo que resta del “puente largo”, debido a la supuesta gran cantidad de reservaciones que aún se tienen con motivo de las fiestas patrias en los principales destinos turísticos del estado.

Sin duda la posición del gobernador es atrevida, temeraria y hasta irresponsable, pero lo más preocupante es que podría tener graves repercusiones para Acapulco y el resto de Guerrero en las próximas semanas. Héctor Astudillo se está jugando su resto político rumbo al 2021 en esta pandemia y si analizamos con calma los resultados obtenidos hasta el día de hoy, todo indica que lo está perdiendo rápidamente.

Dicen que no hay peor ciego que aquel que no quiera ver

Y como Astudillo y su secretario de salud así como dicen una cosa, dicen otra, el día de hoy durante la toma de protesta del nuevo comandante de la Novena Región Militar, General de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Eufemio Alberto Ibarra Flores, Astudillo Flores afirmó que las nuevas medidas aplicadas para disminuir el número de contagios de coronavirus si han funcionado aún cuando en menos de 15 días Guerrero pasó del semáforo amarillo al naranja. Y ante una pregunta por parte de un reportero, en donde le cuestionó por las declaraciones vertidas por su secretario de salud acerca del peligro de regresar al semáforo rojo, el gobernador declaró:

“El semáforo rojo entiendo que ya no existe, hoy estamos en el semáforo más bajo (sic)” afirmó él mandatario.

Entonces, ¿quien los entiende? Ya que ante lo declarado el día de hoy por el gobernador y la reciente advertencia del secretario de salud, nos queda clarísimo que no hay “coordinación” entre el Gobierno Estatal y la Secretaría de Salud.

Al tiempo.

Twitter @TiempoGro