La toma de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en la Ciudad de México, es una muestra del hartazgo que las feministas tenemos al ver recrudecida la violencia patriarcal y la constante impunidad en la que operan los machos, llámese Estado mexicano, instituciones de impartición de justicia, o defensorías de los Derechos Humanos.

¡Hartas de solo ser piezas de ajedrez en su tablero! Nos convocamos a ocupar poco a poco los espacios, las mujeres tenemos derecho a tener derechos y en un Estado omiso será difícil conseguirlo.

Ni perdón ni olvido.Por eso nos estamos solidarizando desde las periferias del país para mandar un mensaje de que las feministas estamos llamando a la rebelión contra el Estado.

En Guerrero, feministas de la “Colectiva Las Revueltas” se manifestaron de manera simultánea en Chilpancingo y Acapulco.

Tomado de cimac noticias.