Adela Román, el gran fracaso de Morena.

El regidor por Morena, Javier Morlett Macho, a nombre de los síndicos, Javier Solorio Almazán, Leticia Castro Ortíz, así como los regidores Mayra Reyna Reséndiz, Liliana Quijano Buitrón, y Azucena Uribe, pidió el uso de la palabra, aún de no estar contemplado como vocero en el programa, para declarar que la postura en este Segundo Informe de la alcaldesa Adela Román Ocampo, no les representa y que carece de legitividad.

Declaró que el documento que hoy se expone al pueblo de Acapulco, fue entregado a los ediles apenas hace unas horas, faltando al reglamento interior del Cabildo que obliga a entregar al menos con 72 horas de anticipación, imposibilitando a los ediles de poder analizarlo. 

“Este hecho podría parecer un asunto menor, pero cuando esta práctica es recurrente y sistemática estamos hablando de una estrategia de gobierno que tiene claro el propósito de desinformar y mantener dividido al cuerpo edilicio para imponer un solo criterio”, manifestó Morlett.

Agregó que esta administración se ha caracterizado en estos dos años, de presentar resultados mediocres que no se ven reflejados en el optimismo expresado en el documento y que hoy se presenta como Segundo Informe con «eventos fastuosos y documentos triunfalistas».

“En todo momento en cualquier espacio de esta ciudad se ven calles destruidas, colonias sin agua, basura, drenajes que emanan de las alcantarillas, desorden urbano y un sin fin de evidentes muestras de una administración que trabaja mucho pero avanza poco”, expresó.

Además, señaló a la presidenta de no querer escuchar y no reconocer que necesita aprender. “Es por eso que no podemos seguir callados y ausentes cuando ante nuestros ojos el gobierno se derrumba”.

“Yo estoy con Andrés Manuel López Obrador en apoyo a la 4T, que éste gobierno ha dejado de lado y nos debería distinguir de las anteriores administraciones”, apuntó.

Por último dijo esperar que estas palabras sirvan a la reflexión profunda y que se responda con resultados y no con la retórica de la difamación.

Posterior a ello, la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, le respondió a Morlett que estas diferencias se debieron arreglar en privado. 

“No es para mal informar a nadie, sencillamente estás pidiendo obras para tu constructora y no las vas a tener, las obras son para el pueblo de Acapulco, para los constructores que de eso viven y a eso se dedican, y si la fracción de Morena es de no mentir, no robar y no traicionar, esa debe ser nuestra postura”, refutó entre aplausos de algunos de los presentes en la sesión.

Tras este confrontamiento, los dos síndicos y los tres regidores de Morena abandonaron la bancada del partido en pleno Informe y protestaron a un costado del evento.

Antes, el regidor del Partido de la Revolución Democrática Víctor Aguirre Alcaide en una prolongada intervención que fue interrumpida al menos en dos ocasiones por el secretario general Ernesto Manzano enumeró una serie de inconsistencias en la publicidad del Informe, entre éstas que se publicite que se echaron a andar obras de las que solo se tienen maquetas, así como la simulación de no haber despedido a todos los directivos de la CAPAMA como lo había prometido.

También dijo que no ha disminuido la inseguridad y citó el asesinato de un diputado suplente de Morena, el asalto con violencia al propio asesor de Adela Román, Eloy Cisneros Guillén, y afirmó que él mismo fue asaltado a principios de año.

Cuestionó el destino de 67 millones de pesos de los 105 millones que le autorizaron en Cabildo y que los kits de cubreboca, guantes, gel y cloro hayan costado 700 pesos cada uno.

Le dijo que el tiempo se ha agotado, que el cambió no se dió y le deseó éxito “en tu campaña venidera”.

Con sarcasmo la alcaldesa le reviró: “Gracias compañero Víctor, se está preparando para su campaña a la presidencia de Acapulco. Felicidades anticipadas”.

La regidora del PT, María de los Ángeles Elbjorn Trani, señaló que la administración de Adela Román ha fallado a los preceptos de Andrés Manuel López Obrador de “no robar, no mentir y no traicionar”.

El discurso del priísta Jesús Herrera también fue crítico y la única voz en defensa de la alcaldesa fue la del coordinador de los regidores de Morena Hugo Hernández, aunque al final de su intervención y sin estar considerado entre quienes fijarían postura Javier Morlet reclamó intervenir y le fue cedida la palabra por la alcaldesa Adela Román.

Publicado en Enterado.mx