Durante la inauguración del Expansión Summit, el secretario de Relaciones Exteriores dice que la cancillería ha trabajado en promover a México, al turismo y en defender a las empresas.

“Si un país se retrasa en el acceso a la vacuna, va a ser muy costoso”, agregó Marcelo Ebrard. Según explicó, México participa “en la iniciativa internacional multilateral que se ve como la más promisoria, que se llama Covax”. “Somos 190 países. Vas a pagar las vacunas a diferentes precios y hay un subsidio cruzado: los países más pobres pagarán menos y los países más ricos pagarán más. Eso permite que muchos países tengan acceso, independientemente de su nivel. Estamos en la renta media dentro de la tabla”, detalló.

Hoy en día, hay 18 vacunas en fase dos o tres de desarrollo, y de ese número saldrán las que Covax surtirá el próximo año, aunque aún no se tienen fechas para esa etapa.

Ebrard destacó que se ha instalado una cadena de producción en América Latina para tener la vacuna en la región, con la colaboración entre gobiernos e iniciativa privada, como muestra el acuerdo con la Fundación Slim y el laboratorio AstraZeneca, para traer al país la vacuna que está desarrollando esta empresa. “Va a ser un ejemplo de lo que podríamos lograr trabajando de esta manera”. Se espera que para noviembre se cuenten con los resultados de la fase tres de esta vacuna y, si la Cofepris da el visto bueno, comenzará la producción.

Sin ofrecer detalles, el canciller dijo que México tiene otros ofrecimientos para participar en la fase tres de pruebas de la vacuna del laboratorio Sanofi, así como de una vacuna italiana, dos chinas, la vacuna rusa y la estadounidense Janssen.

Una vez que se cuenta con la vacuna, Ebrard adelantó que el personal médico sería el primero en recibirla. “Seguramente la Secretaría de Salud ya tiene listo eso y lo irá dando a conocer para que tengas el mayor impacto posible con las vacunas que tengas disponibles. El objetivo estratégico es que México llegue a tiempo y que no tengas un desfase”.

El futuro

Marcelo Ebrard no piensa en 2024. “Ahorita lo que hay que hacer es que venga la vacuna y que reactivemos la economía de México y después vemos que sigue. Si empiezas a pensar en el 2024, lo más probable es que te equivoques porque vas a descuidar lo que tienes que hacer todos los días”, dijo.

Publicado en Expansión