La participación de Novak Djokovic en el US Open ha llegado este domingo a su fin. Y no porque su racha de victorias se haya visto interrumpida, sino por una descalificación tras un peligroso pelotazo a la jueza de línea que arbitraba su partido contra el español Pablo Carreño, quien avanza a cuartos de final.

El tenista serbio golpeó con la pelota a la jueza de línea sin querer, tras perder un ‘break’. A pesar de no haber intencionalidad, la organización del Grand Slam tomó la decisión de descalificar al actual número uno del mundo. Djokovic lanzó la pelota con su raqueta a una juezz en el fondo de pista, la cual se tiró al suelo y tuvo problemas para respirar hasta ser atendida. En su gesto, ‘Nole’ no lo hace mirando a dónde va la pelota, pero lo hace con fuerza y sin control.

El de Belgrado venía ya caliente del juego anterior, donde también dio un pelotazo que pasó más desapercibido por la ausencia de público en la Arthur Ashe. Ahí, Djokovic perdió tres bolas de set al resto y en el siguiente juego perdió su saque ante Carreño. La reacción del número uno fue ese pelotazo que le terminó causando la descalificación tras casi 10 minutos de discusión con el supervisor.

Así terminó su racha de 26 victorias y 0 derrotas en 2020 y así avanzó a cuartos de final un Carreño que estaba demostrando que iba a plantar cara. El español, semifinalista en 2017 en Nueva York, se medirá ahora al vencedor del duelo entre el canadiense Denis Shapovalov y el belga David Goffin.

Existen precedentes al respecto. Denis Shapovalov también fue descalificado en su día en la Copa Davis por dar al juez de silla, aunque en aquella ocasión la pelota impactó en su ojo con mayor fuera. Algo parecido, aunque diferente, le ocurrió a Félix Mantilla, quien también fue descalificado tras romper una botella. Hace no tanto, en 2019, Nick Kyrgios también tuvo que dejar la pista del Masters 1000 de Roma por lanzar una silla a la pista tras estar protestando durante más de un minuto.

Publicado en ABC