Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, indicó que el descenso que se presentaba en la epidemia de COVID-19 se estancó, después de la reapertura de muchas actividades en diversos estados del país.

Desde hace dos semanas la baja en el número de casos se estancó debido a la permanencia o avance de los semáforos epidemiológicos, lo que permitió que muchos negocios y actividades reabrieran sus puertas.

“En las semanas 33 y 34 ya no disminuyó la epidemia, esto desde luego es desconcertante porque todos quisiéramos que esto ya descendiera hasta que desapareciera la epidemia (…) lo que puede ocurrir es que se estanque el descenso de la epidemia, que se límite, porque eso es un fenómeno complejo que depende de la conducta social”,  mencionó.

En la conferencia diaria para informar el estado de la epidemia, el subsecretario mencionó que es imposible mantener permanentemente a la sociedad enclaustrada.

“No podemos mantener a la sociedad enclaustrada permanentemente”, dijo López-Gatell, al explicar el por qué de la el estancamiento de la disminución de contagios.

También mencionó las implicaciones negativas de mantener cerradas las actividades económicas por largo tiempo.

El subsecretario destacó que los países europeos presentan rebrotes, a veces, más fuertes que su primer brote epidémico, y que en México podría ocurrir algo similar.

López-Gatell confía en que próximamente se estabilice la reducción en la mortalidad, cuyo avance es lento, además de que la apertura de actividades públicas no signifique más contagios.