Paco, el niño que se hizo famoso vendiendo empanadas en las playas de Acapulco, regresó como celebridad de TikTok.

Y es que Francisco Orihuela, quien se volvió célebre en 2016, por un video donde ofrece sus productos a los visitantes del destino guerrerense, realizó su primera publicación en dicha plataforma de clips cortos.

https://vm.tiktok.com/ZSPrrdRH/

En su mensaje, el chico asegura que ofrecerá contenidos sobre historia, marketing y otros temas interesantes, de acuerdo con información de El Financiero.

“Mis tiktoks son van a ser de payasadas; no voy a bailar. Vamos a hablar de ventas, marketing, historia. Tiktoks de utilidad”, aseguró el ahora influencer.