El presidente de la Asociación de Bares, Discotecas y Restaurantes, ubicados en la avenida Costera Miguel Alemán en Acapulco, Jesús Rivera Rojas, lamentó que con el cambio de semáforo naranja a amarillo solo se permitirá la apertura del 10 por ciento de los negocios que son los que cuentan con instalaciones abiertas.

señaló que el 90 por ciento restante de toda la industria en bares y restaurantes no reúne los requisitos que establecen las autoridades para abrir sus negocios luego de cinco meses cerrados. “Entonces ahí tenemos un problema, porque no todos regresamos a la actividad laboral”.

Indicó que lo expuesto, provocará que alrededor del 70 por ciento de negocios no puedan abrir sus puertas, a diferencia que si dan permiso de abrir los establecimientos, bajaría al 30 por ciento que no regresarán, debido a que los arrendadores no ofrecieron las facilidades para sostenerse durante la pandemia por Covid-19.

El también empresario, señaló que el decreto que se firmó este domingo y se publicó en el Periódico Oficial del estado de Guerrero, es ambiguo, debido a que se puede interpretar de varias maneras.

Lo anterior, luego que en el acuerdo que se autoriza el incremento en su ocupación de diversas actividades no esenciales, se indicó en el punto que, “centros nocturnos, bares y salones de eventos, que sean lugares abiertos y con la previa autorización y supervisión de las autoridades municipales”.

En este caso, Rivera Rojas, señaló que por parte de la dirección de Reglamentos y Espectáculos, permite a “algunos trabajar y a otros no”, por lo que insistió, que se presta “a mal interpretación por parte del gobierno”.

A nombre de los empresarios, pidió, que se debe corregir el decreto y así establecer bien al 100 por ciento y abrir todos al 50 por ciento en este giro, con las medidas de seguridad y preventivas que ordena el gobierno federal, estatal y municipal.

El Sol de Acapulco, informó que este domingo, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, precisó que, con el semáforo amarillo a partir de este 31 de Agosto, los bares y discotecas podrán abrir al 50 por ciento de su capacidad, siempre y cuando se encuentren al aire libre, mientras que, hoteles y restaurantes aumentarán su afluencia al 60 por ciento y no al 75 como se había manejado previamente.

Publicado en Red Noticias