Elementos de la Policía Preventiva y personal de Tránsito tomaron el ayuntamiento de Zumpango, en Guerrero, para exigir un incremento salarial del 6 porciento, un seguro de vida, uniformes nuevos, equipo táctico y patrullas.

Esta mañana, un grupo de elementos de la Policía Preventiva y agentes de Tránsito ingresaron a la explanada del palacio municipal de Eduardo Neri, donde se declararon en paro y solicitaron la instalación de una mesa de dialogo con su alcaldesa Natividad López González.

Entrevistados por diferentes medios de comunicación, los uniformados solicitaron se le entreguen informes nuevos, equipo táctico y un aumento salarial, ya que no cuentan con ningún tipo de prestación básica, como es el seguro de vida y el seguro médico.

Los uniformados detallaron que desde el 2019 entregaron oficios solicitando la entrega del material necesario para su labor, sin embargo, hasta el momento no se les ha dado una respuesta.

Por ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN para Milenio.