Manuel Añorve, Mario Moreno y Héctor Apreza son los aspirantes más firmes del tricolor, en tanto de Morena despuntan Pablo Amílcar Sandoval y Félix Salgado:

Tras su derrota electoral en 2018, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se alista para comenzar su proceso para elegir al candidato que tratará mantenerlos en el poder en Guerrero; tiene tres firmes aspirantes, pero detrás de ellos persisten los viejos grupos políticos, señalados de ser responsables de gran parte de la corrupción, impunidad e injusticias en la entidad.

A menos de cinco meses de que el tricolor elija a su abanderado, debido a que el proceso electoral arranca en septiembre, en la baraja de aspirantes están el senador Manuel Añorve Baños, el secretario de Desarrollo Social del gobierno estatal, Mario Moreno Arcos, y el coordinador de la bancada del PRI en el Congreso local, Héctor Apreza Patrón.

El 6 de junio de 2021, Guerrero renovará la gubernatura, los 46 diputados del Congreso y las 80 alcaldías.

Añorve Baños ya fue candidato a gobernador, ha sido dos veces alcalde de Acapulco y una vez diputado federal, y en el gobierno de José Francisco Ruiz Massieu fungió como delegado en Guerrero del Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras), además, en el gobierno interino (1996-1999) que encabezó su primo Ángel Aguirre Rivero, estuvo de secretario de Administración y Finanzas. Fue jefe de campaña de Héctor Astudillo Flores cuando ganó la elección a gobernador en 2015. Pero cuando fue candidato a gobernador, perdió de forma estrepitosa frente a su primo Ángel Aguirre Rivero, otro priista que cuando no obtuvo la nominación en su partido se fue al PRD, desde el que se impuso en las elecciones del 2011.

Añorve Baños se mueve en dos ejes: uno con el apoyo de Astudillo y el otro, a nivel nacional, con el ex gobernador de Sonora y ex jefe de la bancada del PRI en el Senado, Manlio Fabio Beltrones. También goza del respaldo de la ex gobernadora de Tlaxcala, ex líder nacional del PRI y actual senadora, Beatriz Paredes Rangel.

La otra opción, Mario Moreno Arcos, ha fungido como operador del PRI en tiempo de elecciones, actualmente es secretario de Desarrollo Social del gobierno de Astudillo Flores. Fue dos veces alcalde de Chilpancingo (2005-2008, 2012-2015) y una vez diputado federal. Durante los dos últimos años de gobierno de Enrique Peña Nieto, Mario Moreno, estuvo como delegado en Guerrero del ISSSTE. Un cargo que debía tener un médico y no un contador privado.

En 2010, Moreno Arcos junto con el ex alcalde de Tlalixtaquilla, Sofío Ramírez Hernández, formaban parte del grupo para apoyar a Aguirre Rivero para que fuera candidato a gobernador del PRI en las elecciones del 2011. Pero la dirigencia nacional del PRI, conducido por el grupo de Manlio Fabio, eligió a Manuel Añorve Baños como su abanderado. Aguirre Rivero renunció al PRI y aceptó ser candidato del PRD-PT-MC a la gubernatura.

El originario del municipio de Olinalá, de donde fue alcalde durante el gobierno de René Juárez Cisneros, Héctor Apreza Patrón, es otra de las cartas que tiene el PRI para el 2021. Apreza Patrón, quien en dos ocasiones ha sido diputado local, una de esas en la actual legislatura; también líder estatal del PRI y, de 2015 al 2018, secretario de Administración y Finanzas del gobierno de Astudillo Flores, se mueve con el apoyo del ex gobernador René Juárez Cisneros. El renejuarista coordina ahora la bancada del PRI en el Congreso local.

En Morena persisten los vicios de siempre

En Morena son seis los aspirantes visibles a participar en la contienda interna por la candidatura a gobernador en 2021: Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, Félix Salgado Macedonio, Adela Román Ocampo, Nestora Salgado García, Rubén Cayetano García y Ernesto Fidel Payán Cortinas.

De los seis, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y Félix Salgado Macedonio hacen campaña abiertamente en redes sociales a través de sus seguidores, que consiste en postear textos e imágenes de encuestas, o de sus cualidades académicas, políticas y sociales.

El senador Félix Salgado Macedonio inició el año con visitas a diferentes comunidades de las regiones Norte y Tierra Caliente para dar a conocer los proyectos y sus actividades en la senaduría. El Senado autorizó su licencia el pasado 28 de junio. Regresó pronto. Para el 8 de julio ya estaba de vuelta.

Salgado Macedonio tiene 63 años. Nació en Las Querendas, una comunidad del municipio de Pungarabato, en la Tierra Caliente del estado. De todos los aspirantes de Morena es el de mayor trayectoria en cargos de elección popular. Ya fue dos veces candidato a gobernador, la primera en 1993, postulado por el PRD, se enfrentó al priista Rubén Figueroa Alcocer. Después de los resultados, Salgado encabezó la toma de la plaza cívica alegando fraude electoral. Sus seguidores lo nombraron gobernador moral. En 1994 se convirtió en senador de la República por el mismo partido de izquierda.

En su segundo intento, en 1998, volvió a perder contra el candidato del PRI, René Juárez Cisneros, otra vez el opositor protestó y denunció un fraude electoral. En el 2002 fue electo como diputado federal en la LVIII Legislatura. Para el 2005 fue postulado como candidato a la alcaldía de Acapulco, municipio que gobernó hasta el 2008.

En el PAN han sonado el alcalde de Taxco de Alarcón, Marcos Parra y detrás de él se posiciona Guadalupe González Suastegui, diputada local.

Leer más de esta historia en La Silla Rota