El presidente del Fideicomiso para la Promoción Turística de Acapulco (Fidetur), Pedro Haces Sordo, y el director del mismo, Abraham Garay Velázquez, dejaron sus cargos después de las críticas al video de la campaña “Mom, I’m in Acapulco”, se supo de manera extraoficial según lo publicado por el diario El Sur.

El Fidetur Acapulco es un Organismo Público Descentralizado financiado por el impuesto al hospedaje del 3 por ciento que se cobra por cada habitación que rentan hoteles en la ciudad; sus directivos, aunque son propuestos por el consejo, son nombrados por el Gobernador en turno, en este caso Héctor Astudillo Flores.

El Gobernador dijo sobre el Fidetur que “habrá que restructurarlo porque ese descuido que cometieron, colocaron a Acapulco en una circunstancia que no es”.

Leer más de esta nota en Sin Embargo