Antes de que se confirmase la presencia del virus en México, el Gobierno ya lo asumía como inevitable. El 28 de enero, el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, por aquel entonces aún no tan famoso, advertía: “Les garantizo que va a llegar a México”. Un mes después era confirmado el primer caso en la capital. Las autoridades activaron un plan que nunca estuvo dirigido a suprimir por completo el contagio, sino a ralentizarlo, a mitigarlo.

No sabemos qué habría sucedido con una estrategia distinta, pero con la actual el país ha superado este jueves una barrera simbólica: 50.000 muertes confirmadas por pruebas diagnósticas hasta el 6 de agosto, cinco meses después del inicio oficial de la epidemia. A esta cifra de 50.517 se le añadirán bastantes fallecimientos más por el gran número de casos sospechosos que aún permanecen a la espera de una confirmación.

Lo peor de estas cifras es que podría existir un sesgo en el reporte: ya que cincuenta mil son las muertes confirmadas, pero las probables son muchas más. El propio Gobierno presentaba un estudio preliminar en el que comparaba el exceso de muertes por cualquier causa durante la época de la epidemia en 2020 con los mismos meses de años anteriores. Eran más de 71.000 hasta finales de junio para veinte Estados, muy por encima de las apenas 22.690 confirmadas en las mismas entidades.

Tristemente no hay razones fuertes, salvo sorpresa, que hagan pensar que la trayectoria actual se vaya a modificar sustancialmente. No al menos hasta que los tratamientos avancen lo suficiente para disminuir la severidad de la enfermedad. O, en ausencia de avances científicos, hasta que porciones significativas en un país tan grande y complejo como México adquieran inmunidad por pura exposición, algo que seguramente solo engrosará de manera paulatina pero inexorable la suma total de muertes.- Publicado en El País.

GUERRERO

El secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos informó el día de hoy que fueron notificados 192 nuevos contagios de Covid 19 en un día, por lo que la cifra acumulada es de 11 mil 694 y mil 438 defunciones.

Indicó que la entidad cuenta con 974 casos activos de la enfermedad y los municipios con las mayores cifras son Acapulco, Zihuatanejo y Chilpancingo.

Reiteró una vez más lo que ha venido señalando en los últimos días, es decir, que existe una tendencia a la baja, tanto en hospitalización como en defunciones.

Twitter @TiempoGro