Diario de iguala

Por: Redacción Animal Político.

El periódico Diario de Iguala denunció un ataque armado contra sus instalaciones la mañana de este 4 de agosto.

De acuerdo con el propio medio de comunicación, al momento del ataque no había personal laborando, pues debido a la epidemia de COVID-19 los trabajadores no asisten a las instalaciones.

El reporte policial narró que personas desconocidas se presentaron en la redacción del diario, ubicado en ubicado en Periférico, colonia Arboledas, de la ciudad de Iguala, Guerrero, y dispararon contra la fachada cerca de las 10:30 horas.

La Fiscalía del Estado informó que en el lugar, los peritos recabaron casquillos percutidos calibre 9 milímetros.

En un comunicado, el Diario de Iguala afirmó que en 32 años de trabajo nunca habían recibido un ataque de este tipo, por lo que exigió a autoridades federales y estatales garantizar la seguridad del personal y de las instalaciones.

ComunicadoEl periódico descartó hacer coberturas policiales y explicó que por su situación económica ha tenido que “maquilar” (imprimir) otras publicaciones, de cuyo contenido se deslindó.

En tanto, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, condenó la agresión y dijo que se dará seguimiento al caso.

Asesinato de Pablo Morrugares

Esta agresión a la prensa local ocurrió apenas dos días después del asesinato de Pablo Morrugares director del portal digital P.M Noticias de Iguala, Guerrero.

De acuerdo con la agencia Quadratín Guerrero, el ataque con disparos en el que también falleció su escolta ocurrió en un establecimiento llamado Búfalo.

La Fiscalía General del Estado informó que investiga el homicidio del comunicador y “del Policía Estatal Roberto “N”, quien en esos momentos lo acompañaba.

El diario Reforma recordó que Morrugares y su esposa sufrieron un atentado en 2016, del que resultaron ilesos, aunque desde entonces se le asignaron medidas cautelares del mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación federal.

Publicado por: Animal Político