– Hasta ahora, la actividad acumula 13 meses consecutivos en terreno negativo con Andrés Manuel López Obrador como Presidente.

Las peores predicciones de los especialistas sobre la economía mexicana se quedaron cortas, luego que la economía de México cayera 21,6% durante el mes de mayo, el peor descenso en la historia del país, equivalente al doble de lo que cayó en la crisis de 1994-95 recordada como “efecto tequila”.

El desplome ocurrió en el período coincidente con el segundo mes de confinamiento por la pandemia global de coronavirus . La cifra, no por esperada menos catastrófica, fue dada a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Cuando se creía que abril había marcado el peor comportamiento económico para el país desde que se tiene memoria, con 19,6%, llegó mayo con su carga de malas noticias, que ya no deja dudas sobre la secuela que dejará la “peste del siglo” en este país.

Sin embargo, se espera que en junio el desplome sea más “suave”, para ponerlo en términos elegantes, por cuanto en ese mes comenzó ya el proceso de desconfinamiento, trayendo una bocanada de oxígeno para la actividad productiva.

Hasta ahora, la actividad económica de México acumula 13 meses consecutivos en terreno negativo.

Según el reporte del INEGI, dos de los tres los sectores de la economía mexicana (el industrial y el de servicios) presentaron descensos durante el quinto mes del año.

El sector industrial fue el más golpeado por la emergencia sanitaria al retroceder 29,7% a tasa anual, mientras el de servicios descendió un poco menos, 19,1%.

Sólo el sector agrícola tuvo un buen desempeño, un aumento del 2,5%, el mayor desde marzo del presente año, cuando ganó 8,1%, aunque insuficiente para impulsar a toda la maquinaria económica.

Uno de los sectores más impactados por la pandemia es el de la construcción, que cayó 10,79%, hilvanando 16 caídas mensuales, aunque la peor ocurrió en abril, cuando registró una baja de 22,54%.

Según el INEGI, la edificación se vio gravemente afectada por el confinamiento, aunque en junio fue declarado una actividad esencial, por lo que se espera que las cosas mejores, pues tiene un “efecto multiplicador” en la economía El total del valor de la producción de las empresas constructoras en México experimentó una contracción récord de 34,24%, sumando 23 caídas consecutivas.

El mayor derrumbe del sector se registró en el segmento de “agua, riego y saneamiento”, con 50,37%, una tasa histórica El personal ocupado en el sector también sufrió un duro revés, al caer 22,47% en términos anuales.

Las horas trabajadas por el personal ocupado en las constructoras se contrajeron 28,16%, el mayor nivel a tasa anual desde que se tiene registro.

Organismos financieros internacionales prevén una caída de 10,5 de la economía finalizar el año para México, uno de los países que pagarán más caro por la pandemia, según los expertos.

El Fondo Monetario Internacional (FMI, pronosticó que la economía mexicana se encamina a sufrir la peor contracción en 88 años y sólo será superada por España, Italia y Francia.

En este sentido, el FMI prevé que México registre este año será la recesión más profunda desde 1932, cuando la economía se contrajo 14,8%.

La principal razón por la cual este país será fuertemente golpeado no se relaciona sólo por su mala gestión de la peste, sino por los intensos lazos que mantiene con Estados Unidos, con el cual mantiene un acuerdo de libre comercio desde 1994, junto con Canadá, de acuerdo con el organismo.

Por comparación, Brasil, el epicentro de la epidemia en América Latina, y la segunda nación con más contagios a nivel mundial, tendrá una caída del 9,1%, menor a la de México, aunque no por mucho.

Los especialistas todavía no se ponen de acuerdo si la recuperación será en forma de “V”, de “U” o incluso de “W”, pero hay quienes incluso prevén que tendrá el contorno de una raíz cuadrada.

Publicado en El Clarín