En redes sociales comenzaron a circular fotos de las playas de Acapulco, donde se muestra a la gente caminando tranquilamente por donde se descargan las aguas negras. 

Regularmente eso ocurre cuando los hoteleros vierten las aguas negras que se generan dentro de los inmuebles, pero ya que aseguran que no hay otra forma de deshacerse de ellas.

Playa Suave es uno de los destinos turísticos de la región, ya se han registrado altos niveles de partículas de enterococos, es decir, residuos fecales.

Hace un mes fue captada otra gran descarga en la playa Icacos, también en la entidad guerrerense. 

En diciembre del año pasado, Playa Icacos, Icacos I, Suave y Manzanillo resultaron “no aptas” para bañistas debido a los altos niveles de enterococos, esto de acuerdo con un monitoreo publicado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).