Siete días después del secuestro masivo ocurrido en Puerto Vallarta, la Fiscalía de Jalisco no ha actuado… por que no hay denuncias.

El Fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez habló ayer por primera vez del ataque ocurrido el sábado 18 de julio en el que un empresario originario de Guanajuato murió y un número aún no determinado de sus compañeros de viaje fueron plagiados por un grupo armado.

“Es importante mencionar que en Jalisco no tenemos, hasta este momento, ninguna denuncia de ninguna persona desaparecida

“Hoy (ayer) por la mañana, en una charla con el Fiscal de allá (Guanajuato), me confirmaba que en aquella localidad tampoco tienen denuncias por desaparición”, intentó justificar el funcionario jalisciense.

En conferencia de prensa, informó que lo que sí se investiga es el homicidio del empresario de la construcción Joaquín Alba ocurrido en el ataque perpetrado en el fraccionamiento Fluvial Vallarta cuando el grupo de turistas llegaba a Puerto Vallarta después de hacer un viaje en vehículos todoterreno por la Sierra Occidental.

Detalló que el grupo, de entre 13 y 14 personas, viajaba en cuatro vehículos tipo RZR, dos pick ups con remolques, y después se incorporaron dos SUVs.

Durante su recorrido por la sierra se separaron en dos caravanas y se volvieron a encontrar ya en Puerto Vallarta en donde fueron atacados.

“Sobreviene el caos, empiezan a tratar de huir, hay una serie de disparos, una persona queda herida en el lugar, otras personas logran huir (…). La persona herida fallece en el hospital”, añadió el Fiscal.