Derivado de la alta incidencia en contagios de covid-19 en Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo Flores desestimó la posibilidad de que haya condiciones para regresar a clases presenciales el próximo 10 de agosto, como establece el calendario escolar de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Durante el enlace que todos los días realiza en plataformas digitales, el mandatario afirmó que Guerrero todavía se encuentra en semáforo naranja, pero también aclaró que existe un peligro real de regresar al rojo debido a un aumento d casos.

“La verdad es que (apenas) pasamos con 6 la prueba del semáforo rojo”, sostuvo.

Y añadió: “yo lo veo ya muy complicado que el 10 de agosto se regrese a clases. Tiene que haber toda una preparación, se tiene que estar en semáforo verde para que así sea, como lo ha dicho el secretario de Educación”, aseveró.

Aunque todavía faltan 20 días para el inicio de clases, de acuerdo con el calendario oficial, los datos en materia de contagios no son alentadores, pues para iniciar el ciclo escolar en tiempo y forma se necesita bajar al color amarillo en primera instancia y llegar hasta el verde.

“Se los digo como guerrerense, pero también como gobernador, veo muy complicado el 10 de agosto el regreso a clases”, reiteró.

De acuerdo con el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, hasta este momento existen en Guerrero 8 mil 986 casos confirmados y mil 215 defunciones, con 5 mil 658 recuperados. Acapulco, Chilpancingo y Zihuatanejo, son las ciudades que registran la mayor cantidad de contagios confirmados.

Leer más en Milenio