ACAPULCO, Gro., 19 de julio de 2020.- Turistas siguen sin respetar las indicaciones de las autoridades por el Covid 19, pues sin acatar la sana distancia ingresan con hieleras, consumen alimentos y ocupan el mobiliario en las playas del puerto.

Durante un recorrido por las playas Papagayo y Tamarindo, se constató también que los prestadores de playas siguen ocupando el poco mobiliario que les dejaron, a pesar del dispositivo del viernes pasado, y los toldos todavía están en la franja de arena.

Se observó que en Papagayo, una gran familia ocupó cinco toldos juntos, sillas y mesas. Ingresaron con tres hieleras, consumieron bebidas y alimentos que ellos habían comprado, además de los ceviches y otros productos del mar que les ofrecieron.

También solicitaron el servicio de trenzas para algunas de las niñas que estaban disfrutando el mar. A unos escasos 10 metros estaba un filtro de sanitización, donde las personas deben pasar antes de meterse a la franja de arena.

En los módulos les dan ciertas recomendaciones sanitarias, las cuales ignoraron, mientras que los funcionarios estaban sentados sin hacer algo al respecto.

Asimismo seguían los escombros de estas casetas que fueron retiradas la madrugada del viernes por autoridades, ya que los permisionarios no los han retirado por completo.

En el caso de la playa Tamarindos, los meseros de los restaurantes de la zona, ocupan algunas sombrillas de palapa para rentarle a los visitantes el mobiliario que está prohibido, así como ofrecerle sus alimentos.

En el restaurante Las Palmas, se constató que los turistas ingresan sin cubrebocas a los negocios, y a su vez éstos tenían tres mesas con sillas para todas las personas que acudirán este domingo a la playa, A unos metros, están unos toldos acordonados con cinta amarilla y la leyenda de prohibido el paso, mientras que a unos metros, estaban otros turistas con sillas debajo de los toldos, algunos descansando, otros más desayunando.

En toda la franja de arena, vendedores ambulantes ofrecen sus productos, desde algunas llantas salvavidas, ropa, ceviches, quesadillas, banderillas de camarones, entre otros. En esta playa, los turistas también ingresan con hieleras, sin que ninguna autoridad o prestador de servicios se lo prohíba.

Fuente: Quadratín