Ya sabes que el uso de una mascarilla y el distanciamiento social te ayuda a protegerte y  proteger a otros de un contagio de coronavirus, pero ¿sabes qué tan seguro es irte a cortar el pelo o asistir a una comida con amigos en un patio exterior? Aunque cada situación es única y depende de un montón de variables, los expertos de la salud dicen que hay ciertas actividades que generalmente son menos riesgosas que otras cuando se trata de protegerse a uno mismo y a los demás del COVID-19.

La única forma de mantenerse 100 por ciento libre de riesgo es aislarse de la sociedad y vivir en un sitio donde puedas ser completamente autosuficiente. Pero sabemos que la mayoría de la gente no vive de esa manera, y el resto de nosotros tenemos que interactuar con otras personas de una o de otra manera durante la pandemia, ya sea para comprar alimentos o recibir comida. Simplemente no es realista (ni adecuado para mantener una buena salud mental o emocional) vivir así.

Dicho lo anterior, es importante conocer los riesgos de las diferentes actividades en las que uno puede participar y sopesar los riesgos con conocimiento de causa. Si tu sistema inmunológico está comprometido, por ejemplo, o vives con alguien así, entonces probablemente debas alejarte de cualquier actividad de la lista a continuación que se considere de mayor riesgo.

Lo mejor es hacer el menor número posible de actividades que representen un riesgo mayor o mediano. Mientras menos veces te expongas a situaciones de riesgo, será menos probable que te contagies con el virus. Pero si te has mantenido realizando solo actividades de bajo riesgo y de pronto debes hacer varias cosas de riesgo mediano o alto (aunque sea solo durante unos días) te estás poniendo en mayor riesgo de contraer la enfermedad —no importa que te hayas mantenido a salvo los meses anteriores. En muchas partes del país se han incrementado el número de contagios del virus, así que puedes estar en mayor riesgo que al principio de la pandemia, incluso aunque todo haya sido cerrado entonces. 

Las actividades están ordenadas de mayor riesgo a menor riesgo de contagio o de contagiar a otras personas con el virus. El orden de las actividades está dispuesto con base en los lineamientos presentados por los CDC, además del análisis de expertos en enfermedades infeccionsas y la doctora Sandra Kesh.

“Con la mayoría de estas actividades existe un riesgo relativo y depende en gran medida de dos cosas: el entorno y lo que se hace en ese entorno. Lo que es difícil de controlar es lo que sucede en el entorno”, dice la doctora Kesh. Debido a la falta de control que se tiene en un entorno externo, el nivel de riesgo exacto varía en buena medida por las circunstancias particulares —por ejemplo, si la comunidad tiene altas tasas de infección.

Viajar en avión

Nivel de riesgo: Alto

Volar se considera una de las actividades más riesgosas que puedes hacer durante la pandemia de COVID-19.

Por qué es riesgoso:

A menos de que sea absolutamente necesario, deberías evitar viajar en avión hasta que haya una vacuna contra el virus o bien haya un tratamiento médico para curar la infección. De acuerdo con la doctora Kesh, esta es una de las actividades más riesgosas en las que te puedes poner en cuanto a exposición del coronavirus.

“Los aeropuertos tienden a ser lugares de alto estrés. La gente está siempre preocupada de no perder el vuelo, pasar por seguridad —hay muchas distracciones. Entonces el nivel de atención que podemos mantener en cuanto al distanciamiento social, el uso de la mascarilla o la higiene de manos, a veces se nos escapa porque hay muchas otras cosas en las que tenemos que poner atención, es muy ruidoso y la gente está tratando de averiguar hacia dónde debe dirigirse. Entonces, incluso la gente que sigue las reglas, puede distraerse”, explica la doctora Kesh.

El otro problema con los aeropuertos es que puedes encontrar gente de todo el país y de todo el mundo, y pueden venir de zonas de alto riesgo y ser portadores del virus.

Una vez dentro del avión, es virtualmente imposible mantener una distancia de dos metros de las otras personas. “Cuando te sientas en un avión esperando el despegue no hay movimiento del aire. Si enciendes el ventilador arriba de tu asiento es el único aire en movimiento que hay. Es un gran ambiente para que una persona pueda potencialmente infectar a todo el avión”, dijo la doctora Kesh.

Cómo reducir el riesgo:

Si tienes que volar, debes usar una mascarilla en todo momento. Intenta reservar un vuelo con menos gente, aunque debas ir en un horario no ideal. Consulta con las aerolíneas para ver cuál se está tomando el virus más en serio e, idealmente, limitando la capacidad del avión, además de hacer una limpieza más profunda.

Cuando subas al avión, asegúrate de limpiar su asiento y bandeja con toallitas desinfectantes. Si puedes llevar una funda para el asiento sería incluso mejor. Si vas al baño en el avión, asegúrate de lavarte las manos y usar desinfectante cuando toques cualquier cosa que otros hayan podido tocar.

Ir a un bar

Nivel de riesgo: Alto

Los bares son un ambiente de alto riesgo cuando hablamos de COVID-19.

Por qué es riesgoso:

Si lo s bares han reabierto en donde vives, quiz´< parezca tentador ir a tomar untrago con amigos. Pero de acuerdo con la doctora Kesh, los bares son considerados de alto riesgo cuando se trata de posibilidad de contagiarte del virus. El primer problema es que beber te desinhibe, lo que hace más probable que estando ahí se te olvide usar tu cubrebocas o mantengas tu distanciamiento social.

“Los bares son ruidosos, por lo que gritas tu orden al cantinero y con otras personas que están a tu lado —es en realidad el ambiente perfecto para compartir ese espacio aéreo del que estamos tan preocupados”, dice la doctora Kesh. El otro factor de riesgo es la higiene: ¿Cuándo fue la última vez que fuiste a un bar superlimpio? Las probabilidades de que las medidas sanitarias no sean una prioridad en ningún bar son elevadas (por supuesto, algunos las cumplirán cabalmente, pero sigue siendo riesgoso).

Cómo reducir el riesgo:

En este caso, la mejor manera de evitar el riesgo es no ir a ningún bar. Por ahora, lo mejor sería tomarte una copa en casa o en lugares abiertos.

Cortarte el pelo

Nivel de riesgo: Alto

Cortarte el pelo es riesgoso ya que te pone demasiado cerca de otra persona.

Por qué es riesgoso:

Parecería bastante inofensivo, pero ir a cortarte el pelo puede ponerte en riesgo de manera significativa. Piénsalo: ¿qué tan frecuentemente estás así de cerca de un extraño por más de 15 minutos en estos días? No mucho, supongo. Pero es básicamente de lo que se trata un corte de pelo: estar cerca de una persona por un lapso considerable. 

Incluso si están usando cubrebocas, recuerda que no te hacen invencible, especialmente con esa proximidad, sino que sirven para reducir el riesgo de contagio.

Cómo reducir el riesgo:

“El lugar no debe estar lleno, debe estar bien ventilado y deben mantener puertas y ventanas abiertas para que haya un buen flujo de aire. Si tienen aire acondicionado o ventilador, deben estar encendidos”, dice la doctora Kesh. Muchos lugares de corte depelo también están limitando el número de clientes que pueden estar dentro de manera simultánea e incluso algunos piden tanto estilistas como clientes usen cubrebocas, lo que es muy importante. 

Además de estas medidas es mejor que llames antes de ir o agendes una cita, ya que eso podría representar cierta diferencia, ya que reduces una posible espera y saben de antemando qué vas a necesitar que hagan con tu cabellera.

Comer dentro de un restaurante

Nivel de riesgo: Medio alto

Comer dentro de un restaurante es riesgoso por diferentes razones —incluyendo el hecho de que para comer debes quitarte el cubrebocas.

Por qué es riesgoso:

Comer dentro de un restaurante puede ser arriesgado por diferentes razones. Primero, estar dentro y alrededor de otros te pone en riesgo de exposición a alguien que porte el virus. Si estás afuera, en una terraza o al aire libre, es mucho más probable que cualquier cosa en el aire se disperse más rápido, lo que reduce la posibilidad de respirar partículas de aire infectadas.

Asimismo, estarás rodeado de gente que no se cubre el rostro ni usa una máscara ya que es bastante difícil mantener una máscara mientras comes. Finalmente, estar cerca de quienes te atienden también es un riesgo, ya que hablarás e interactuarás con ellos de cerca con frecuencia.

Cómo reducir el riesgo:

La mejor opción es pedir para llevar y comer en casa. La siguiente mejor opción es cenar afuera, en una terraza al aire libre. En cualquier caso, que comas dentro o en exterior, asegúrate de que el área no esté llena.

También observa las medidas de seguridad y protocolos de sanidad de los lugares: ¿parece que este restaurante está tomando medidas de seguridad adicionales y tomandose en serio el virus? ¿Todos los empleados se cubren la cara en todo momento, incluso en la cocina donde no se ve?

Ver amigos en interiores

Nivel de riesgo: Medio alto

Muchos expertos en salud sugieren que la interacción social en interiores es lo que ha causado el incremento reciente de casos de COVID-19.

Por qué es riesgoso:

Reunirse con amigos en interiores depende nuevamente del número de personas congregadas, qué tanto los conoces y la cantidad de exposición que han tenido antes de entrar en contacto contigo. Si tienes un círculo de amigos que sabes que son responsables del distanciamiento social y evitan salir y estar en grupos, entonces estás más seguro que si invitas a alguien que estuvo en un bar el pasado fin de semana.

Las autoridades de salud, al igual que los CDC, te sugfieren que limites lo más posible ver amigos en interiores. Es mucho más fácil propagar el virus en interiores, ya que es probable que las personas estén más cerca unas de otras, hablando y tocando superficies como puertas, mesas, sillas, etcétera. Algunos expertos sugieren que las fiestas y otras reuniones en interiores entre amigos y familiares están causando un número significativo de nuevos casos .

“Lo que veo mucho es que cuando estamos cerca de nuestros amigos, la gente tiende a relajarse. Luego toman unos tragos y se relajan aún más y se quitan las máscaras y todos se acercan, y después antes que de que se den cuenta, ya están teniendo conversaciones cara a cara sin cubrebocas”, dice la doctora Kesh. Esas conversaciones cara a cara pueden provocar el contagio del virus de una persona a otra.

Cómo reducir el riesgo:

Si recibes amigos en casa, asegúrate de pedirles a todos que usen un cubrebocas y limita el número de gente para que puedas mantener la separación adecuada. Además, debes ser muy selectivo sobre a quién invitas: ahora no es el momento de invitar a personas que realmente no conoces o en quienes no confías. Mantén todo limitado a un círculo cercano que sepas que ha sido responsable. Si no puede hacer eso, entonces debería ser una reunión en exteriores, mejor.

Asegúrate de alentar a la gente a mantener su distancia y ventilar tu casa abriendo ventanas y con ventiladores, y aire acondicionado si tienes.

Ir a un gimnasio

Nivel de riesgo: Medio

Gyms are not the ideal place to be since people breathe hard and exhale forcefully, making it easier to spread the virus.

Por qué es riesgoso:

Los gimnasios fueron de los primeros negocios en reabrir en algunas zonas de Estados Unidos luego del inicial confinamiento por la pandemia, pero no son necesariamente el sitio más seguro para ir. Antes que nada, la seguridad depende en buena medida en qué tan grande sea el gimnasio, qué tan lleno de gente esté y qué tan bien puedas practicar el distanciamiento social. Además, esto no incluye clases o grupos de entrenamiento, que según la doctora Kesh and y los CDC, debes evitar por ahora.

“Lo que hace que el gimnasio sea diferente de otros lugares es que si hay mucha gente jadeando, es que sabemos que cuanto más exhales con fuerza, más lejos irán esas partículas virales. Y lo que es más difícil de controlar es que la mayoría de la gente no usará un cubrebocas al estar haciendo ejercicio, por lo que habrá mucho aire exhalado con fuerza”, explica la doctora Kesh.

Cómo reducir el riesgo:

La doctroa Kesh recomienda asegurarse de que el gimnasio no esté abarrotado cuando vayas. Puedes llamar de antemano y ver si limitan el número de personas en el gimnasio o preguntar qué tan lleno está antes de ir.

También recomienda verificar que el gimnasio tenga un buen aire acondicionado y que esté tomando otras medidas para garantizar un buen flujo de aire y seguridad.

“La gente necesita estar mucho más espaciada y debe haber una buena ventilación de aire y un buen aire acondicionado. Todos estos lugares interiores deben estar al tanto de cambiar sus filtros del aire acondiciado, asegurarse de que tengan un buen sistema HVAC, tener buenos extractores de aire en baños y en otros lugares donde hemos visto el potencial de transmisión. Entonces, si se hacen todas esas cosas de manera correcta, el gimnasio podría ser un área de riesgo medio a bajo”, dice la doctora Kesh.

También debes asegurarte de limpiar todo el equipo antes y después de tocarlo y evitar usar elementos compartidos que sean difíciles de limpiar después de su uso, como una banda de resistencia, por ejemplo.

“Algunas personas pensarán que si se sientes lo suficientemente bien como para ir al gimnasio, entonces no se verán afectados. Pero gran parte de los contagios que estamos viendo, incluso hasta un 40 por ciento, ocurre en la etapa presintomática o en personas asintomáticas, y esas personas son las que se ven bien, se sienten bien y propagar el virus”, dice Kesh.

Compra de víveres

Nivel de riesgo: Medio bajo, dependiendo del amibiente

Ir al súper puede ser relativamente seguro si eres cuidadoso y evitas tiendas concurridas.

Por qué es riesgoso:

De acuerdo con la doctora Kesh, lo más importante a considerar cuando hagas la compra es cuán llena está la tienda. Es mejor elegir una tienda que limite la entrada y donde sepas que te sentirás más seguro. M;ientras más frecuentemente tengas que estar cerca de alguien, ya sea que en la fila o mientras seleccionas la comida, mayor es el riesgo de quedar expuesto.

Cómo reducir el riesgo:

Escoge tiendas menos concurridas y ve en horarios más extremos, como un martes por la noche en lugar de un sábado por la mañana. También debes verificar si la tienda toma medidas adicionales, como colocar barreras de plexiglás o plástico entre los clientes y el cajero, limpiar los carros del supermercado u otras medidas para alentar el distanciamiento social, como marcar distancias en el piso.

Comer en exteriores

Nivel de riesgo: Bajo medio

Si comes en un restaurante debes practicar la distancia social y cubrir tu cara cuando no estés comiendo.

Por qué es riesgoso:

Comer en exteriores, si puedes mantener la correcta distancia y evitar aglomeraciones es mucho menos riesgoso que comer en interiores. La mayor preocupación al comer en exteriores es que tú y la demás gente deberá quitarse la mascarilla al comer, además de que tienes contacto con el personal del restaurante.

Cómo reducir el riesgo:

Asegúrate que haya el espacio suficiente entre las mesas. en algunos espacios en exteriores hay incluso barreras de plexiglás entre las mesas, lo que es mejor. Revisa que en el restaurante se sigan todas las medidas de sanidad y debes usar la mascarilla el mayor tiempo posible, especialmente cuando hablas o cuando esperas tu comida.

Ver amigos en exteriores

Nivel de riesgo: Bajo a moderado

Es mucho mejor visitar o recibir amigos en exteriores que en un lugar interior.

Por qué es riesgoso:

Si vas a socializar, reunirte con amigos hacerlo en exteriores es la mejor opción. Especialmente en un entorno más controlado, como tu propio patio trasero. De esta manera, puedes limitar el número de personas y con quiénes tienes contacto. Lo que podría hacer esto algo más arriesgado es si hay mucha gente en el lugar, sobre todo si hay personas que no conoces bien.

Cómo reducir el riesgo:

Al igual que si recibes  amigos en interiores, limita la cantidad de gente para que pueda haber distanciamiento social adecuado. Aún debe usar máscarilla estando afuera y alentar a las personas a que practiquen una higiene adecuada de las manos, haciéndoles saber dónde está el fregadero y proporcionando desinfectante para manos.

Ir al parque

Nivel de riesgo: Bajo

Si vas al parque, asegúrate de mantener tu distancia y usar mascarilla.

Por qué es riesgoso:

Ir al parque es una actividad de menor riesgo ya que estás al aire libre e, idealmente, tienes más espacio para poner entre tú y los demás. Pero si el parque está abarrotado y la gente no usa cubrebocas o no hay distanciamiento social, el nivel de riesgo aumenta. También puedes encontrar a mucha gente en el camino al parque, y lo debes tener en cuenta.

Cómo reducir el riesgo:

“Creo que los parques son ambientes de bajo riesgo siempre y cuando mantengas 2 metros de distancia con la gente. He visto algunos parques en donde no están marcados los lugares para ayudar al distanciamiento social, pero debes seguir esas reglas”, concluyó la doctora Kesh.

Por Mercey Livingston.

Publicado en CNET Español