El gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, dio a conocer que en enero pasado contrajo la enfermedad de COVID-19, cuyo primer caso en el país se confirmó en febrero.

En videoconferencia, Jaime Bonilla detalló los síntomas que presentó a inicios de este año: dolor de cabeza, tos fuerte, dolor muscular, fiebre y dificultad para respirar. Pero, dijo, los análisis que le practicaron en ese entonces no arrojaron indicios del virus SARS-CoV-2.

Una vez declarada la emergencia sanitaria en México, el gobernador pidió a su médico realizarle la prueba PCR para detectar la enfermedad, y salió negativo. Jaime Bonilla insistió en que los síntomas que presentó en enero estaban relacionados con COVID-19, por lo que se sometió a la prueba de anticuerpos, en la que sí dio positivo a la enfermedad.