Los empresarios de bares y antros enfrentan un panorama muy complicado en Acapulco.

Si los empresarios de bares, antros y cantinas en Acapulco tenían esperanzas de reabrir sus lugares este verano, el día de hoy el jefe de la oficina del gobernador de Guerrero, Alejandro Bravo Abarca se las tiró por el suelo, al señalar que se mantendrán cerrados hasta que el semáforo pueda llegar al color verde, por ello la importancia de que disminuya el número de contagios en los próximos meses.

Pocas posibilidades

Con los contagios en Acapulco por los cielos y creciendo día con día, se antoja muy poco probable que se pueda conseguir el ansiado semáforo verde en el mes de julio o incluso en agosto, ya que la precipitada reapertura del puerto de esta semana podría traer -con la llegada de los turistas- más casos de contagio que impedirían llegar al color verde en lo que resta el verano.

Pero cómo en Guerrero todo puede pasar y así como dicen nuestros políticos una cosa dicen otra, la situación de los bares, antros y cantinas podría cambiar de un día a otro.

Un ejemplo de la alta volatidad qué hay en torno a esta situación la tuvimos con el tema de los gimnasios, los cuales supuestamente permanecerían cerrados con el semáforo en color naranja, pero el mismo funcionario estatal confirmó que el lunes 06 de julio ya se podrán reabrir al 30% de su capacidad.

Entonces, señores y señoras: ¿en qué quedamos?

Twitter @TiempoGro