En Acapulco y el resto de Guerrero las autoridades ya lo decidieron:

El primero de julio se cambia el semáforo a color naranja si o si, es decir, aunque el pico de contagios se encuentre en su punto más alto ya no habrá marcha atrás. Esto debido a que la situación económica es muy delicada y el gobierno de Guerrero ya no puede priorizar la salud sobre la economía.

Ademas, el color del semáforo para Guerrero es algo que se puede ajustar desde Chilpancingo, ya que el subsecretario López Gatell les dejó esa facultad a los estados desde hace unas semanas.

Anuncios y reapariciónes

Para el primero de julio el gobierno estatal nos tiene dos sorpresas que para ellos son impostergables: la primera será la reaparición triunfal del gobernador Hector Astudillo tras superar con éxito el virus del coronavirus y la segunda será la reapertura parcial con bombo y platillo de los centros turísticos de Guerrero.

Ante el inevitable inicio del semáforo en color naranja, el ayuntamiento de Acapulco se les ‘ADELAnto‘ a los del estado y anuncio el regreso a laborar de todos sus trabajadores a partir del próximo seis de julio.

Así lo indicó el secretario de Administración y Finanzas, Omar Rodolfo Ávila Romero mediante un oficio firmado por el propio titular de finanzas del municipio y que ya fue girado a los secretarios generales de las secciones XIX, XXIV, XXXV y LVI del SUSPEG.

Twitter @TiempoGro