Por desgracia, la descarga de aguas negras ha sido un problema persistente en años recientes en Playa Icacos, incluso en agosto de 2019 un evento parecido ocasionó malos olores y una contaminación que provocó que se quitara el nombramiento Blue Flag de playa limpia a la Bahía de Acapulco.

Otras descargas más se registran con regularidad en playas como Tlacopanocha, Manzanillo y Caleta, en la Zona Tradicional, aunque también sucede en las Zonas Diamante –provocadas por condominios–, y en Pie de la Cuesta.

El gobierno municipal ha intentado resolver el problema de viejos colectores y cárcamos que sin mantenimiento producen esta cantidad de contaminación en otras zonas cercanas, como las siguientes:

• Tlacopanocha

• Manzanillo

• Caleta

• Pie de la Cuesta

Desde luego, las acciones no han sido suficientes, como tapar con arena de la playa las desembocaduras.

Incluso, en mayo de 2019, la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Acapulco (Capama) reparó 14 canales pluviales que desembocan en el mar de Acapulco.

Autoridades de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Acapulco (Capama) negaron a través de un comunicado que fueran derrames residuales:

“Como se trata de la primera lluvia”, el agua realiza una especie de limpieza”.

CAPAMA

Esta declaración hace pensar que no fueron desechos, sino lodo que se juntó por la lluvia.

“El canal trae agua de lluvia, no trae aguas negras. Realizamos recorrido por todos los canales pluviales de Acapulco. Se revisaron colectores y no hay derrames” señaló Leonel Galindo González, director de Capama.

Argumentó que al tratarse de la primera lluvia el agua arrastra “hacia las partes bajas” cenizas, y descargas que se acumulan en época de estiaje y se encuentran en los cauces.

Publicado en México Desconocido