La construcción reportó caídas sin precedente en abril pasado respecto del mes previo y en el mismo periodo de 2019 en todos sus rubros: valor, empleos y remuneraciones. En el primer mes del confinamiento para enfrentar la epidemia del nuevo coronavirus se profundizó una baja que ya venía arrastrando.

Por estados, las mayores bajas se dieron en Morelos (78.9 por ciento), Guerrero (66.4), estado de México (60.1), Zacatecas (59.6), Baja California (56.5), Baja California Sur (53.7), Puebla (52.5), Nayarit (48.5), Yucatán (47.7) y Ciudad de México (43.8). Todo, en cifras originales.

Además, publicó el Inegi, entre enero y abril el sector acumula una pérdida de 19.9 por ciento también sin desestacionalizar. En su interior, la construcción de obras de ingeniería civil hila una caída de 25.2 en comparación con el año anterior. Los trabajos especializados restaron 18.8 por ciento y la edificación 15.5.

El abandono del sector se puede volver “factor de inestabilidad social por las restricciones que impondrá al desarrollo social del país (…) se tendrá menor capacidad de satisfacer los requerimientos de empleo, vivienda, escuela, salud, dotación de agua, drenaje e infraestructura para una nación que está por alcanzar los 130 millones de habitantes”, apuntó el instituto.

Twitter @TiempoGro