La senadora Xóchitl Gálvez Ruiz (PAN) pidió que la secretaria de la Función Pública, Eréndira Sandoval Ballesteros, se separe del cargo para que se lleve a cabo el análisis de su situación patrimonial, en la que figuran diversos bienes inmuebles con valor de unos 60 millones de pesos.

Una investigación periodística de Carlos Loret de Mola informó que las propiedades fueron obtenidas cuando Sandoval y su esposo John Ackerman tenían ingresos de académicos de la UNAM.

Secretaria de la Comisión Anticorrupción del Senado, Gálvez Ruiz propuso que la secretaria Sandoval Ballesteros, realice una evolución patrimonial y que actualice su declaración patrimonial, donde no incluye el valor de sus propiedades.

“Lo primero que tendríamos que hacer es que complementara su declaración patrimonial y que ella misma establezca cuáles son los valores de los inmuebles adquiridos”, dijo la senadora de Acción Nacional en conferencia de prensa a distancia.

Señaló  que la funcionaria “ante la duda de si un académico y una académica pueden tener bienes por ese monto, debería hacer una evolución voluntaria de su patrimonio”.

Pidió que “haya un ente externo a ella que audite su evolución patrimonial y que dé fe que la señora tuvo ingresos por tantos millones para comprar esas casas, que tampoco se fingieron precios, porque esa es una de las cosas que pueden suponer, que la casa de Morelos no costó dos millones  de pesos, sino que costó más y lo que se está sugiriendo es que se pagó por fuera alguna cantidad”.

En el caso de esa propiedad que señala como ejemplo de la revisión necesaria, Gálvez dijo “que se haga un avalúo para saber cuánto costaba en 2013 esa casa, y si no se fingió un precio para no pagar impuestos, porque eso también sucede muy seguido de parte de algunos notarios públicos”.

Con información de El Universal.