El actor Pablo Montero fue retirado de una playa.

Por: Sergio Robles.

A pesar de que las playas del puerto están cerradas a cualquier actividad desde hace meses, turistas desafían a las autoridades e ingresan a nadar al mar, mientras vendedores ambulantes ofrecen su mercancía, pese a la prohibición para evitar más contagios de Covid 19. Al mediodía de este jueves, se observó a unos 20 bañistas en la playa Dominguillo, sin tomar las medidas preventivas correspondientes.

Cerca del restaurante El Anzuelo, ubicado sobre la avenida Costera en el fraccionamiento Hornos, se vio a una familia de ocho adultos y cuatro menores de edad jugando en la franja de arena, retando a las olas y disfrutando por más de una hora del mar, sin que alguna autoridad municipal o estatal se los impidiera. Incluso durante la estancia de estos turistas, diversos vendedores ambulantes se acercaban para ofrecerles sus artículos, desde ropa, traje de baños y joyería, hasta alimentos y cigarros.

A unos 30 metros, otra familia de seis personas también disfrutó del sol y del mar por más de media hora.

En tanto dos parejas de jóvenes aprovecharon las playas vacías para acariciarse debajo de las palapas.

Mientras que en la playa Tamarindos se observó a otras ocho personas disfrutar del sol, la arena y el mar durante unas horas. Otras personas siguen practicando actividades deportivas como correr, caminar o hacer ejercicios sin respetar las indicaciones sanitarias.

playa 2

Publicado por: Quadratin Guerrero