Protesta

Foto: Héctor Briseño

Por: Héctor Briseño.

Este martes se manifestaron en tres diferentes eventos choferes y dirigentes del transporte urbano; deportistas, árbitros y representantes de ligas de futbol de Acapulco, así como habitantes de la zona poniente del puerto, para exigir a las autoridades locales, estatales y federales la implementación de un programa de reactivación económica y apoyos que los ayuden a resistir durante la pandemia de Covid-19.

Por la mañana, transportistas de diferentes rutas se manifestaron a la altura de la Promotora Turística, sobre el Bulevar de las Naciones, en la zona Diamante, donde realizaron bloqueos parciales a la circulación vehicular con sus camiones. Demandaron que se aplique un plan para reactivar la economía, y señalaron que por la crisis sanitaria se han mermado sus ingresos y el sustento que llevan a sus familias.

El líder camionero Fernando Soto reprochó que las autoridades “no han ido a pararse a ayudarnos, a desinfectar, a darnos un apoyo, a sanitizar a los conductores, algo que ayude, en la (colonia) Colosio, en (el sector) El Coloso”.

“No queremos que nos regalen dinero, sino un proyecto que de manera económica nos pueda ayudar, un proyecto equitativo para reactivar la economía, para hombres y mujeres (…) queremos que nos apoyen para reactivar nuestro negocio”, destacó.

La situación afecta a 200 choferes que conducen 133 de las rutas Renacimiento-Zapata, Colosio-Coloso y Base-Costera, y en las últimas semanas les han entregado 35 despensas. Conductores “han buscado otras alternativas como la construcción para poder salir adelante, pues trabajan un día sí, y un día no”, por lo que exigen a los usuarios usar cubrebocas y les ofrecen “gel antibacterial, y los camiones son limpiados al final de cada trayecto con agua y cloro”, explicó.

Por su parte, jugadores, árbitros y directivos de ligas de balompié que juegan en Acapulco protestaron frente al Palacio Municipal, para pedir una mesa de trabajo con la alcaldesa Adela Román Ocampo, a quien le solicitaron despensas, y que les informe cuándo y cómo será la reanudación de actividades deportivas tras la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Noé Horta Olea, dirigente de la Liga de Futbol Horflor Coloso, explicó que al momento “los presidentes de las ligas, los árbitros de futbol, los que cuidan los campos, estamos sin percibir ningún tipo de ingreso. Queremos que la presidenta municipal de Acapulco atienda nuestro reclamo, que conozca la situación por la que estamos pasando”.

Alrededor de 35 ligas de futbol se perjudicaron en el puerto por la falta de actividad, y estimó que alrededor de 25 personas dependen de cada liga, entre árbitros, directivos y jardineros que mantienen las canchas, cuyos ingresos dependen del pago de inscripciones, de trofeos y medallas, explicó.

Vecinos de colonias del oriente de la localidad como Pie dela Cuesta también se sumaron a las manifestaciones de este día.

Pidieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que ponga en marcha un programa de reactivación económica, pues en la zona alrededor de 500 familias se han visto afectadas por la falta de ingresos durante esta pandemia. Bloquearon de manera simbólica la avenida Costera, y posteriormente marcharon con rumbo al palacio federal, inmueble que alberga a representaciones de dependencias federales.

Los manifestantes criticaron que la alcaldesa no les dé la cara, y les mande policías municipales para vigilar sus manifestaciones.

Joel Castillo Gómez, presidente del Congreso Ciudadano de la región oeste de Acapulco, advirtió que el puerto padece una situación grave, después de tres meses sin actividad económica. Reclamó que “si queremos vender algo nos echan a la policía, al Ejército, mientras la burocracia está ganando un salario, tal vez encerrados como la presidenta municipal, los regidores, los síndicos, los diputados locales y federales, y senadores”.

En una carta dirigida a López Obrador, ciudadanos de la zona poniente de Acapulco, del sector de playa y otros sitios, explicaron que pasan por una difícil situación económica y falta de empleo que les impide llevar subsistencia a sus hogares.

En la misiva solicitaron créditos para alrededor de 500 vendedores y prestadores de servicios, entre restauranteros, hoteleros, boleteros, y de otros sectores que padecen los estragos de la crisis ocasionada por el Covid-19.

Publicado por: La Jornada