Varios diputados del opositor Partido de Acción Nacional han presetnado una queja ante el Instituto Nacional Electoral (INE) porque consideran que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, han utilizado su cargo para hacer propaganda, contraviniendo así el Artículo 134 de la Constitución.

En concreto consideran que López Obrador y su portavoz Jesús Ramírez Cuevas presentaron un documento con la presunta estrategia de un Bloque Opositor Amplio (BOA) para desplazar al partido de López Obrador, Morena, del poder.

“Independientemente de la veracidad del escrito, las estrategias de los partidos políticos no deben ser motivo de la propaganda gubernamental”, ha apuntado la diputada conservadora Marcela Torres.

Torres ha acusado al presidente de actuar de manera “parcial” a favor de su partido y proyecto de gobierno, pues busca condicionar a la opinión pública mediante una estrategia que genere empatía en el electorado, al ver una confabulación y una estrategia de la oposición para dañarlo.

En la queja, firmada por 14 legisladores y presentada el viernes pasado en el INE, se solicita sancionar a los dos funcionarios por la violación del artículo citado.

El documento advierte de que la equidad en las contiendas electorales se encuentra en riesgo, ya que las “constante descalificaciones” del mandatario en sus conferencias matutinas a los líderes de los partidos políticos con comentarios encaminados a llamar a favor del voto, violan el principio de imparcialidad, además de que se utilizan recursos públicos para “hacer resonarlos”.

Los panistas parten de la idea de que las conferencias de prensa matutinas del jefe del Ejecutivo federal son propaganda gubernamental porque se realizan con recursos públicos. La queja de los diputados panistas se suma a la que interpusieron sus correligionarios del Senado.