Cira la Morena, fue uno de los restaurantes que se mantenían abierto en Acapulco, teniendo con ello un fatal desenlace para su propietaria.

Para nadie es un secreto que el pescado a la talla es una de los mejores agasajos que puede uno comer en Acapulco. Y nada suma sabor como la alegría de Juana la Cubana, hija de Cira la Morena, quien fue una leyenda al iniciar uno de los restaurantes más famosos de Barra Vieja y que falleció por COVID-19 la noche del 8 de junio.

Sus familiares dicen que Cira se contagió de COVID-19 por seguir trabajando durante la pandemia -sin acatar las recomendaciones de salud de las autoridades locales- lo que produjo el fatal desenlace.

Tiempo de Guerrero.

Se dice que el pescado a la talla que preparaba Cira, la Morena, llevaba toloache y que ese ingrediente especial era el que atraía a más viajeros y locales.

Cira nació en San Juan Bautista de Soto, en Oaxaca, y tenía raíces afromexicanas. Su restaurante que también se llama Cira La Morena fue resultado de mucho trabajo.

El platillo estrella de Barra Vieja no es más que la combinación de recetas creadas por diferentes personajes que le dan vida a la región. Dicen por ahí que Beto Godoy tuvo la iniciativa de cocinar un pescado a las brasas y fue Cira quien agregó una ‘marinada especial e increíble’ que hoy lo hace único.

Todos los días, ella y sus cuatro hijos atendieron el restaurante, incluso durante la contingencia sanitaria, teniendo como consecuencia el fatal desenlace de Doña Cira.

Twitter @TiempoGro