Mural

Foto: Francisco Robles.

En el estado de Guerrero reportan 1,829 casos confirmados de COVID-19, de los cuales una sexta parte corresponden a diagnósticos confirmados en personal médico (269).

Uno de los panoramas a los que se enfrenta el personal es a la escasez de medicamentos y falta de insumos. En seis de los ochos hospitales reconvertidos para la atención de pacientes con coronavirus, enfermeros y médicos han manifestado su inconformidad por la demora en la entrega de insumos.

De acuerdo con los últimos datos de la Secretaría de Salud federal, Guerrero es la tercera entidad con la mayor ocupación hospitalaria, con 59%, y en caso de las camas con ventilador se ubica en la quinta posición, con 50 por ciento.

Las autoridades sanitarias han insistido en que se ha realizado la entrega de equipamiento médico en los hospitales de todo el país

En el estado se reportan 269 diagnósticos confirmados entre médicos, enfermeras y paramédicos y 11 decesos, lo cual es consecuencia de la falta de protección para la atención de enfermos con Covid-19, informó Carlos de la Peña Pintos, secretario de Salud del Estado, para El Universal.

Las cifras oficiales más recientes, del 19 de mayo, indican que se han dado 11,394 contagios y 149 decesos de personal médico en México.

Beatriz Vélez Núñez, secretaria General de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (Sntsa), mencionó para dicho periódico que lo enviado por la Secretaría de Salud federal “es una miseria y, además, no sirve; los cubrebocas que está enviando son para el polvo”.

El pasado 14 de mayo, Carlos de la Peña indicó en conferencia de prensa que de cada 100 insumos médicos que se estaban entregando en el sector Salud en la entidad cinco eran aportados por el gobierno federal. Tres días después, Amilcar Sandoval Ballesteros, delegado del gobierno federal en Guerrero, respondió que la administración central adelantó dos ministraciones para la compra de insumos de protección.

Cabe señalar que, en el Hospital General de El Quemado, Acapulco, hay 44 médicos y enfermeras contagiados.

La diputada Nilsan Hilario Mendoza, secretaria de la Comisión de Salud de Congreso Estatal, propuso en la sesión virtual del pasado 13 de mayo que Héctor Astudillo Flores, gobernador de Guerrero, informe cómo ha gastado los recursos enviados por la Federación para atender la contingencia sanitaria, cerca de 25,000 millones de pesos y 4,500 millones del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

Añadió que a la Secretaría de Salud estatal se le destinó un presupuesto de 6,790 millones de pesos que están consignados en el decreto del Presupuesto de Egresos 2020.

En el Hospital Adolfo Prieto, los médicos improvisaron caretas al elaborarlas con botellas de plástico. Una comisión de la Secretaría de Salud acudió a verificar con lo sucedía ante las inconformidades de trabajadores y lo que encontraron fue que el director tenía los insumos en su oficina, pero no los repartía, de acuerdo con el testimonio de un doctor.

En Iguala, donde están ocupadas el 27% de las camas, médicos y enfermeras han denunciado que no se está entregando el material que se le informa por oficio.

Por: Infobae