En #Acapulco la pandemia por Covid-19 está en su punto más alto, sin embargo, los pobladores continúan celebrando bodas, 15 años y asistiendo a bares.

De acuerdo al Ayuntamiento de Acapulco, este fin de semana se dispersaron a por lo menos 400 personas que participaban en bodas, fiestas e ingiriendo bebidas alcohólicas entre la madrugada del viernes y la noche del sábado.

El director de Reglamentos y Espectáculos, Julián Nicio López, informó que el sábado alrededor de las seis de la tarde dispersaron a 14 personas que ingerían bebidas embriagantes en la avenida Escénica.

En la Gran Vía de la Unidad Habitacional se invitó a cuatro hombres que no socializaran para evitar posibles contagios de coronavirus.

De igual manera fueron retirados de una iglesia ocho feligreses en esta misma demarcación.

En la comunidad de Lomas de Chapultepec fueron dispersadas 39 personas que estaban bebiendo y otras 200 que celebraban en una boda en el poblado de Laguna del Quemado.

Asimismo, en la comunidad de La Estación se disiparon convivios donde participaba un grupo de personas que realizaban escándalo en la vía pública.

Acapulco es el centro de la pandemia en Guerrero, de los mil 827 casos registrados en todo el estado, mil 124 están en el puerto.

En esta semana, en Acapulco comenzó el aceleramiento de contagios y muertes por Covid-19. Por días, los principales hospitales de la ciudad se han saturado por el arribo de decenas de personas con síntomas de coronavirus.

También ha reportado saturación en los crematorios de la ciudad, al punto que el ayuntamiento prepara 300 fosas en el panteón municipal de El Palmar para personas que mueran por Covid-19.

Publicado en El Universal