El regreso a clases en México en educación básica ante la emergencia sanitaria por coronavirus será a partir del 10 de agosto y se contará con un curso personalizado remedial para evaluar el nivel de aprovechamiento y posibles rezagos de los alumnos, por lo que el nuevo ciclo escolar 2020-21 iniciará en septiembre, informó el secretario de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma

“Es una fecha referencial. Añoramos nuestras escuelas, ver a los niños en el recreo, decirles que los extrañamos, los queremos a todos de regreso, un regreso seguro con menor riesgo posible”, dijo. 

Examen de ingreso a bachillerato

El secretario anunció que para el examen de ingreso a nivel medio superior se tienen contempladas cuatro fecha: el 8 y 9 de agosto, así como el 15 y 16 del mismo mes, con medida para mantener la sana distancia entre los alumnos.

¿Cómo será el curso de remedial?  

Detalló que el curso durará tres semanas y la asistencia será alternada con el objetivo de mantener la sana distancia entre los estudiantes para evitar contagios de covid-19, por lo que también habrá limpieza y comenzarán las actividades administrativas unas semanas antes. 

El curso también se aplicará el 3 de agosto en nivel medio superior, mientras que en las secundarias se tiene contemplado eliminar los exámenes de reasignación. 

Además,se llevará a cabo de manera alternada por apellidos, por ejemplo, lunes y miércoles de la A a la N, martes y jueves de la M a la Z y los viernes 50 por ciento de alumnos con mayor rezago.

¿Qué pasará con las calificaciones? 

Durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular de la SEP dio a conocer que las calificaciones de los alumnos será “responsabilidad de los maestros” y para el promedio se tomarán en cuenta criterios de los primeros trimestres, por lo que las carpetas de experiencias sólo se utilizarán para ayudar a los estudiantes con su calificación. 

Aseveró que los docentes pasarán al siguiente grado a sus alumnos a través de la alerta temprana para detectar casos de abandono escolar.

Por Pedro Domínguez

Publicado en Milenio