Hector

Foto: Especial

La decisión del gobernador Héctor Astudillo de no desconfinar en Guerrero el 1 de junio, día que termina la Jornada Nacional de Sana Distancia, es correcta y responsable, afirmó el subsecretario Hugo López-Gatell en entrevista con Joaquín López Dóriga.

Al referir que el primer día del próximo mes concluye la estrategia implementada a nivel nacional para contener la propagación del coronavirus, dijo que ésto no significa que regresemos a las “actividades normales”.

El funcionario reconoció que cada gobernador puede aplicar localmente el semáforo de regreso a las actividades y señaló que, incluso, está facultado para implementar medidas y restricciones más estrictas, en caso de ser necesario.Tal es el caso de

Guerrero, en específico de Acapulco: el 21 de mayo el gobernador Astudillo lamentó que ese municipio no pudiera “regresar a la normalidad este 1 de junio como quisiéramos”, pues el puerto no redujo su movilidad “y por lo tanto la curva de contagios sigue en aumento”, según reportó el mandatario local.

Lo dicho por López-Gatell, sobre la facultad de cada gobernador de decidir sobre las medidas en sus territorios, se ejemplifica con Guerrero: el 17 de mayo, Astudillo afirmó que ningún municipio en ese estado volvería a la actividades normales “porque no existen las condiciones adecuadas para ello”, en la restricción se incluyeron los diez municipios que el Gobierno Federal consideraba como “de la esperanza”, porque, a pesar de que no registraban ningún contagio por COVID-19, existían altos riesgos de que contrajeran el virus, debido al repunte de muertes y casos positivos.

Por: La Razón.com.mx