Acapulco Fiestas

Por: Redacción Animal Político.

El sábado la alcaldesa de Acapulco pidió entre lágrimas a la ciudadanía que acate las restricciones sanitarias de evitar aglomeraciones y guardar la sana distancia.

Un día después de que la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, pidiera entre lágrimas a la ciudadanía que acate las restricciones sanitarias y el resguardo domiciliario para evitar más contagios de COVID-19, se conoció que las autoridades dispersaron a 600 personas que habían acudido a una fiesta de XV años y a una boda en dicho municipio.

“De acuerdo al reporte de la Coordinación de Protección Civil municipal, fueron retiradas 400 personas que celebraban una fiesta de XV años en el poblado de Las Plazuelas; de manera conjunta con elementos de La Marina, Guardia Nacional, Seguridad Pública, Fiscalía del Estado, así como las direcciones de Reglamentos y Espectáculos y Vía Pública, se les exhortó a tomar sana distancia y permanecer en sus hogares”, indicó el ayuntamiento de Acapulco, en un comunicado.

“Mientras que, en el poblado de Cayaco también fueron dispersadas 200 personas reunidas en una boda, 11 personas más que se encontraban en una fiesta de cumpleaños, otras dos que consumían bebidas alcohólicas en la marisquería “Los Morritos, y 13 personas de este mismo poblado que convivían en una fiesta infantil”, agregó

Y eso no fue todo durante el fin de semana. Según las autoridades municipales, en el poblado El Arenal fueron dispersadas 8 personas que también consumían bebidas embriagantes afuera de una miscelánea, así como a 30 personas aglomeradas en un novenario.

“Sumado a estos operativos, se intervino además en la dispersión de 32 personas convocadas a una fiesta en la calle Roca Sola del fraccionamiento Condesa; a 11 personas en la ‘Casa Pampa’ en el fraccionamiento Las Brisas, Guitarrón; en el mismo fraccionamiento en la ‘Casa Elsa’ a otros 6 individuos, a quienes se les solicitó guardar la sana distancia”.

El pasado 23 de mayo, en un evento celebrado en el poblado San Pedro Las Playas, la alcaldesa manifestó que la situación que se vive en Acapulco por la pandemia ubica al municipio en el primer lugar de contagios a nivel estatal.

Dijo que un día antes fue informada sobre muertes de familiares de su equipo de trabajo a consecuencia de la enfermedad, añadiendo que su sobrino fue diagnosticado positivo al virus.

“Anoche reflexionaba ¿qué pasa con mi gente? ¿Qué pasa con mi pueblo? ¿Por qué los mercados están a reventar y no entienden que no hay hospitales?”, manifestó la funcionaria Adela Román Ocampo.

“Estamos viviendo una de las pandemias más graves en toda la historia de la humanidad y lo que necesitamos es tener conciencia”.

En el municipio de Acapulco, de acuerdo con la herramienta del Inegi, se han confirmado 555 casos de COVID-19 y se han registrado 44 defunciones a causa de esta enfermedad.

 

Publicado en Animal Político