• El ayuntamiento giró oficios a negocios para prohibir la venta de bebidas alcohólicas
  • “Hemos notado un relajamiento notable… eso no ayuda”, resalta el gobernador Héctor Astudillo

A pesar de que en Taxco se ha incrementado el número de fallecimientos por Covid-19, los cuales han llegado entre 14 y 40 contagios, la movilidad comenzó a notarse en las calles y la presencia de personas sin cubrebocas fue mayor, aún y con las medidas sanitarias que han aplicado los tres órdenes de gobierno, como es ahora la ley seca en el municipio para la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas en todas sus modalidades.

El mandatario estatal, Héctor Astudillo Flores, resaltó que las ciudades grandes de Guerrero entre ellas Taxco, “hemos notado un relajamiento muy notable”. “Hay más gente en las calles, hay más en negocios, hay más gente comprando y eso, sin duda, no ayuda”, destacó.

En este fin de semana, Taxco pareció no estar en emergencia sanitaria y el tramo de la avenida de los Plateros donde se ubica el tianguis sabatino de plata que no fue instalado, la movilidad de vehículos y motocicletas fue importante, como si nada sucediera.

El gobierno de Taxco giró oficios a los negocios, tiendas de conveniencia, centros comerciales, y misceláneas de la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas, con lo que fue aplicada la ley seca.

Pese a eso, muchas personas salieron de sus casas y llevaron a cabo una vida normal, hubo fiestas, reuniones y la vida comenzó a tomar su rumbo, aún con todo y la emergencia sanitaria.

Publicado en La Jornada