Ayer el gobierno federal le hizo un anunció a Hector Astudillo y al resto de los gobernadores que no les gustó nada y lo que vamos a ver es un pateadero de espinillas monumental, todos contra todos, la cámara húngara y el clásico: El que trague más saliva come más pinole.

Todo esto porque el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, les informó a los gobernadores que les van a recortar a todos los gobiernos estatales 89 mil millones de pesos, pero no dijo cómo, ni cuándo.

Pero a pesar de estos recortes y del malestar del gobernador, el estado de Guerrero será uno de los más favorecidos debido a su precaria situación económica y el aumento en los últimos días de contagios por Covid-19, que al día de hoy oscilan entre los 25 a 50 casos positivos diarios, provocados por la constante movilidad de las personas y la incapacidad del gobierno estatal y municipales para concientizar a la sociedad.